Ya rugen los motores en Cantalejo

Moteros llegan en la tarde de ayer a la zona de acampada de La Leyenda Continúa en El Hoyal, en Cantalejo. /A. de Torre
Moteros llegan en la tarde de ayer a la zona de acampada de La Leyenda Continúa en El Hoyal, en Cantalejo. / A. de Torre

La Leyenda Continúa llena los hoteles a 30 kilómetros a la redonda de Cantalejo

César Blanco Elipe
CÉSAR BLANCO ELIPESegovia

El olor a leña quemada; las brasas de las fogatas; los abrazos que resuenan a camaradería sobre los pesados monos de los pilotos; unos tragos compartidos para entrar en calor; el puchero con el guiso preparado para recuperar las fuerzas dejadas en el asfalto; las lonas escondiendo las joyas de dos ruedas a cuyos lomos han puesto a prueba el cuentakilómetros, las tiendas de campaña como hogares improvisados... Estampas y liturgias que entran por los sentidos cuando se pisa el campamento de El Hoyal. El jueves por la noche ya había cuatrocientos valientes instalados en el pinar a temperaturas bajo cero. Cantalejo y la comarca dan la bienvenida a los moteros que han acudido a la llamada de la Leyenda Continúa, la concentración invernal segoviana que este año cuenta con la bendición del tiempo, ya que las previsiones no anuncian ni nieve ni lluvia, aunque sí un frío intenso que no amedrenta a los participantes en este tipo de acontecimientos.

Más imágenes

El alcalde anfitrión, Máximo San Macario, asegura que esta experiencia «es vida y dinero» para esta zona de la provincia. El regidor no se aventura a calcular y concretar el impacto económico, aunque está convencido de que vecinos y establecimientos comerciales se alegran de la llegada de los moteros a estas alturas del calendario. En pleno y crudo invierno en la meseta, nada más pasada la página de la Navidad, La Leyenda Continúa supone un aliciente para supermercados, bares, restaurantes, alojamientos y otros negocios que sin esta propuesta estarían alicaídos y sus cajas registradoras más vacías.

El director del motoclub que da nombre a la concentración, Mariano Parellada, expresaba ayer por la tarde su alegría por la respuesta obtenida este año, después del fiasco de la edición de 2018 marcada por las adversidades meteorológicas que restaron afluencia y que la dejaron reducida a la mitad de lo esperado.

Goteo constante

La organización mantiene sus elevadas expectativas de atraer a lo largo de los tres días principales del evento (jueves, ayer y hoy) a entre 7.000 y 8.000 aficionados moteros, por lo que se igualaría y superaría la acogida de 2017. Parellada es optimista al respecto y subraya que, por ejemplo, la oferta de alojamientos a treinta kilómetros a la redonda de Cantalejo está ocupada prácticamente al 100%. De hecho, los hoteles y hostales de la ciudad briquera ya habían empezado hace un mes a colgar el cartel de 'completos', añade el regidor.

Los ecos beneficiosos de la Leyenda Continúa también alcanzan a otras localidades cercanas, como son Turégano, San Pedro de Gaíllos o Sacramenia, que están declarados municipios amigos de la concentración y que también acogen algunas actividades del programa, fundamentalmente relacionadas con visitas turísticas y culturales y con rutas gastronómicas con menús específicamente elaborados para los moteros asistentes a la concentración.

Desde el jueves, el goteo de motos llegando a las instalaciones de El Hoyal es constante, aunque ayer se intensificó y se espera que hoy por la mañana vaya a más. El alcalde de Cantalejo da fe de que «la zona de la acampada está más llena que otros años». La cantidad de tiendas de campaña instaladas es todo un síntoma de que la respuesta a la llamada de La Leyenda Continúa de este año está siendo «muy satisfactoria». «Si llegamos a los 2.500 o 3.000 acampados sería todo un éxito», apostilla Máximo San Macario.

El presidente del motocub organizador también ensalza la diversidad de las procedencias de los moteros que participan en la concentración. Parellada cuenta hasta diecisiete nacionalidades diferentes, sobre todo aficionados llegados de Francia y de Portugal, pero también de Italia, Suiza, Alemania u Holanda. Más allá de las cifras, el impulsor de este evento hace hincapié en que es la esencia de La Leyenda Continúa lo que capta el interés de los aficionados. Ese espíritu no es otro que lograr que «los motoristas que vienen encuentren lo que vienen buscando, y que cuando vuelvan a sus lugares de origen tengan ganas de repetir».

De momento, el responsable apuntaba que la jornada del jueves acabó con más de 2.000 inscritos y que ayer esa lista podía elevarse hasta los 4.000, sin contar las preinscripciones de moteros que aún no habían llegado al destino briquero.

 

Fotos

Vídeos