El Real Sitio detecta superpoblación de jabalí y cabra montés en Guadarrama

Parte del núcleo de San Ildefonso, con la Sierra de Guadarrama al fondo. /El Norte
Parte del núcleo de San Ildefonso, con la Sierra de Guadarrama al fondo. / El Norte

El alcalde considera que «era previsible» tras la limitación de la actividad cinegética en este espacio

ÁLVARO GÓMEZ Segovia

La superpoblación del jabalí y la cabra montés en la Sierra de Guadarrama «era previsible» tras la limitación de la actividad cinegética con motivo de la declaración de. Así lo cree José Luis Vázquez, alcalde del Real Sitio de San Ildefonso, que ve en la caza una forma de reajustar los excesos de población de estas especies. Vázquez insiste en la conveniencia de haber mantenido el uso cinegético, entre otras razones por constituir una herramienta contra la superpoblación de estos animales, y lamenta que «se haya sucumbido a la presión de los ecologistas». El regidor considera esta actividad «inseparable de la presencia del ser humano desde la Edad Media» y el motivo principal de la presencia de reyes en la zona. «Es la causa esencial y fundamental del asentamiento de población en esta localidad», subraya. En este sentido, Vázquez ve en la prohibición una manera de truncar el desarrollo de la conservación de unos usos tradicionales «históricos», pero también «eficientes y eficaces». Una muestra es, según indica, la declaración de Parque Nacional y el reconocimiento universal adquirido. «La Unesco nos declaró Reserva de la Biosfera con la caza, con nuestros palacios, con nuestra forma de gestionar forestalmente el territorio y, por supuesto, con la forma de practicar actividades deportivas y disfrutar del ocio», señala.

El regidor realizó estas declaraciones al término de la reunión que mantuvo con el resto de alcaldes para el reparto de los fondos de la subvención de la Junta y el Gobierno a los municipios integrados en el Parque Nacional. En el encuentro se acordó el criterio de un reparto mínimo del 35% a cada ayuntamiento, el 40% a los municipios con Parque Nacional y el resto a las localidades de la superficie de la zona periférica de protección.

Gestión de los recursos

Así, la cantidad que recibirán los Ayuntamientos será de 341.600 euros, 70.000 más que el año pasado, gracias a que «nuestra Comunidad ha sido la más eficiente en la gestión de estos recursos enEspaña». No obstante, Vázquez considera que esta subvención «es del todo punto insuficiente». Vázquez se pronunció también sobre las posibles prohibiciones o limitaciones que pueda suponer el Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) sobre los usos del parque. En este sentido, no cree que los vecinos deban estar preocupados porque «les otorgo un mínimo de criterio intelectual» a los responsables finales del PRUG. «Si realmente lo que dicen es que con ese documento se garantiza la conservación del territorio, nada atentaría más al Parque Nacional que cercenar cualquiera de los usos que han hecho posible el actual estado de conservación», declaró.

El alcalde lamenta «que no se haya divulgado lo suficiente» que quien aporta la cuarta parte de todo el territorio del Parque Nacional, incluida la vertiente madrileña, «son los vecinos de La Granja y Valsaín», ya que de las 40.000 hectáreas de la Sierra de Guadarrama, «más de 10.000 las aporta SanIldefonso». Por tanto, la limitación de usos forestales, de ocio, didácticos, de paseo o deportivos sería, en opinión de José Luis Vázquez, «un atentado» contra la conservación. «Si una vez más los que tienen la capacidad de decidir se dejan llevar por los que se autodenominan ecologistas, se equivocarán», ya que «ni residen en el territorio ni han estado, como sí han hecho mis vecinos».

Por ello, espera que se tengan en cuenta las alegaciones de los ciudadanos de La Granja y Valsaín, «porque este término es la práctica totalidad de nuestro término municipal y porque nosotros somos la cuarta parte de todo el Parque Nacional», insiste. Lo que defiende el equipo de gobierno del Real Sitio es la regulación del efecto llamada que ha ocasionado la declaración de Parque Natural, donde «una sociedad que desgraciadamente dice estar comprometida con la naturaleza, frivoliza con los valores importantes». El efecto llamada del que habla Vázquez ha generado «la moda de consumir» parques naturales, lo que al final genera una cifra alta de visitantes, aunque «ese no es el espíritu del trabajo de mis vecinos, que han hecho de la gestión y conservación un modo de vida responsable, respetuoso y solidario».

Difusión

La declaración de Parque Natural y Reserva de la Biosfera ha servido como «paraguas de reconocimiento a nivel universal» y la posibilidad de participar en el reparto de fondos públicos destinados a estos lugares. «Nos está siendo de gran utilidad el efecto divulgativo y didáctico para un mayor y mejor conocimiento de nuestro territorio por todas las personas, y fundamentalmente por las más jóvenes», explica Vázquez. La Granja, Valsaín y ElEspinar «tienen una gran plataforma de proyección mundial que se consolidará con el tiempo y con un mayor conocimiento a través del consejo científico asesor», asegura.

Así, considera que mejora del conocimiento generará «una mayor capacidad reivindicativa para exigir al resto de la sociedad su responsabilidad con el territorio», que se desarrollará en dos vertientes. La primera, la mejora de la financiación por parte de las administraciones encargadas y, además, con el conocimiento del lugar por parte de quien lo visita, «para así respetar lo que han conseguido los habitantes de La Granja, Valsaín y El Espinar».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos