Guardia Civil a caballo volverá a vigilar los encierros de Cuéllar

Caballistas en un encierro de la pasada edición. /M. R.
Caballistas en un encierro de la pasada edición. / M. R.

El año pasado se retiró a 26 menores del recorrido

MÓNICA RICOCuéllar

Protección Civil, Policía Local y Guardia Civil, de nuevo con la colaboración de un escuadrón de caballería del Instituto Armado, se encargarán de mantener el orden y garantizar la seguridad en el recorrido urbano del encierro, en el que el año pasado se tuvo que retirar a veintiséis menores, ocho personas de edad avanzada y movilidad reducida y quince en estado ebrio. Las atenciones sanitarias fueron cinco. Estas cifras van disminuyendo cada año, aunque siguen siendo significativas, según se puso de manifiesto ayer, durante la junta de seguridad de Cuéllar, que estuvo presidida por la subdelegada del gobierno, Lirio Martín, y el alcalde de Cuéllar, Jesús García y a la que asistieron concejales del Ayuntamiento de Cuéllar y representantes de la Guardia Civil, Jefatura Provincial de Tráfico, Policía Local, concesionarias de las carreteras, Protección Civil de la Junta, asociaciones de caballistas y de la organización de los encierros.

La vigilancia y los controles se intensificarán en el trayecto del encierro desde media hora antes, explicó el concejal de Tráfico y Seguridad, Marcos Rodríguez, quien hizo un llamamiento a los padres para que no porten a sus niños pequeños en brazos durante la carrera, una práctica muy habitual y nada segura. Rodríguez será un año más el responsable de la coordinación entre los diferentes cuerpos de seguridad, por lo que mantendrá un contacto permanente con Guardia Civil, Policía Local, Protección Civil, servicios municipales y los directores de campo.

En el encuentro se analizó el recorrido campestre de los encierros, en el que la Guardia Civil dispondrá de un dispositivo similar al del año pasado, aunque todavía no se ha cerrado el número de efectivos, que pertenecen a las unidades de Seguridad Ciudadana, Tráfico y Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona). También se ha confirmado la asistencia de un escuadrón a caballo, pero falta la comunicación oficial por escrito. Sus miembros acudirán a la villa siempre que no exista otro tipo de urgencia que requiera su asistencia. Todos ellos velarán por garantizar la seguridad y evitar percances, para lo que contarán con la Policía Local, que tendrá seis efectivos trabajando durante el desarrollo del encierro y durante las mañanas, y entre dos y cuatro durante las tardes, cuando se ha pedido colaboración a Guardia Civil para las entradas y salidas del coso taurino tras los festejos.

Protección Civil contará con entre 15 y 20 miembros, dependiendo de las jornadas. Los miembros de la agrupación local se reforzarán con la colaboración de voluntarios de La Granja, El Espinar, Sepúlveda y Carbonero el Mayor. Su función en el recorrido urbano se centrará en prestar atención sanitaria, reforzar puntos de ambulancia, liberar accesos a las mismas y otros servicios para el personal médico.

También serán los encargados de informar, a las 7:50 horas en la puerta de los corrales, y a las 9:15 horas en la zona del Embudo, de los riesgos para la seguridad de quienes se sitúan en cualquiera de los dos puntos. En los corrales se recordará también que se debe hacer caso a las indicaciones de los caballistas con brazalete, mientras que en el embudo se advierte de que las talanqueras no son aptas para la seguridad del público, pues su cometido es encauzar el ganado, por lo que queda prohibida su utilización como refugio.

Por primera vez este año, debido a que los encierros cuentan ya con la declaración de Interés Turístico Internacional, la locución se realizará tanto en español como en inglés. Igualmente, se instalarán carteles advirtiendo de los peligros en ambos idiomas.

Ligada a esta declaración se puede producir un incremento en la afluencia de visitantes, una cuestión que también se valoró durante la junta de seguridad. La subdelegada destacó que el dispositivo «es ya suficientemente complejo como para poder dar cobertura a ese aumento». La declaración, dijo, supone un espaldarazo para los encierros, aunque estos «son ya conocidos por cualquier persona que tenga interés en lo taurino».

Por su parte, el concejal de Seguridad destacó que lo previsto es que las fiestas se desarrollen de forma similar a otros años, con una gran afluencia de público el fin de semana, que disminuirá paulatinamente el resto de los días. Si la afluencia fuera mayor de la prevista, «estamos abiertos a poder solicitar refuerzos a la Guardia Civil», afirmó el concejal.

Durante la reunión se perfeccionó el dispositivo «para evitar incidentes y garantizar la seguridad durante las fiestas», señaló la subdelegada del Gobierno, quien explicó que se habían analizado cuestiones relacionadas también con el recorrido de las reses por el campo para evitar problemas con los vehículos si se desvía algún toro, así como los puestos de vigilancia de los distintos cuerpos de seguridad, a los que también este año se sumarán guardias de seguridad privada, que se encargarán de los cortes de algunos caminos y que estarán apoyados por agentes de la Guardia Civil.

También se analizaron los cortes de tráfico, especialmente el de la SG-205, pues el ganado atraviesa esta vía durante el traslado por el campo. Así, se acordó que la carretera permanecerá cerrada entre las 7:50 y las 8:40 horas para el paso de los toros y los caballos durante los días de los encierros, del 26 al 30 de agosto. Por ello se aconseja a las personas que quieran acudir a disfrutar de los encierros que vayan con antelación suficiente.

A las 8:00 horas está prevista la suelta de los astados desde los corrales del Cega, que también este año estarán acompañados por una veintena de caballistas. El resto de inscritos se podrán incorporar junto a la Cañada de la Reina, una vez que las reses hayan realizado ya un primer descanso, si es posible. Este año será el Ayuntamiento el que facilite las camisetas identificativas, con lo que se trata de evitar que la cifra de jinetes autorizados sea superior a la marcada.

Tras la incorporación del resto de caballistas autorizados, se realizará el paso de las máquinas, la carretera SG-205, donde se intentará realizar un segundo descanso, y seguidamente el grupo cruzará la autovía por el primer túnel, por el que se ha optado este año, teniendo en cuenta que en la zona únicamente existen cultivos de secano que para esas fechas ya estarán en rastrojo, por lo que no hay que evitar regadío. Desde el Ayuntamiento ya se ha realizado una primera visita del recorrido, en el que se han detectado distintos puntos de limpieza y actuación, y la próxima semana se volverá a visitar, en esa ocasión con los responsables de la dirección de campo.

La subdelegada recuerda que «se establecerán controles de tráfico de alcohol y drogas, para disuadir de conducir a quien haya consumido estas sustancias, para evitar accidentes» y que «la tasa de alcohol a la hora de conducir debe ser 0,0». La junta de seguridad también hizo hincapié en la conveniencia de que los establecimientos hosteleros utilicen recipientes de plástico, en lugar de vidrio, si los clientes van a salir a la calle son su consumición, y de concienciar contra los actos sexistas durante las fiestas. El concejal de Seguridad recordó que cada año el Ayuntamiento pone de manifiesto, mediante un bando de Alcaldía, la prohibición de uso de vasos o botellas de cristal en el pregón del sábado 25 de agosto, uno de los actos más multitudinarios de las fiestas. Esta medida se recuerda cada año a los establecimientos de la Plaza Mayor y se intentará contar con personal en los accesos al lugar para que retiren cualquier recipiente de vidrio que se intente introducir. La junta de seguridad hizo hincapié en la conveniencia de que los establecimientos hosteleros utilicen recipientes de plástico si los clientes van a salir a la calle son su consumición,

En los accesos a la plaza Mayor y a otros lugares donde se produzcan aglomeraciones, está previsto blindar las calles con vehículos, una medida que ya se inició el año pasado y que ha sido aplaudida desde distintos sectores.

La subdelegada del Gobierno incidió en la necesidad de concienciar sobre las agresiones de carácter sexista o machista para que sean unas fiestas «destinadas al disfrute y todos lo pasemos bien». Apuntó que poco a poco el mensaje va calando en la sociedad, destacando la importancia de la información.

 

Fotos

Vídeos