Plantar un árbol, más que un gesto

Alumnos del colegio Elena Fortún se disponen a plantar los árboles./Antonio Tanarro
Alumnos del colegio Elena Fortún se disponen a plantar los árboles. / Antonio Tanarro

Los escolares del Elena Fortún se ocuparan el riego y cuidado de ejemplares junto al colegio

El Norte
EL NORTESegovia

Los alumnos del colegio Elena Fortún, en Nueva Segovia, plantaron ayer los arbolitos que han estado cuidando en sus casas desde hace meses. Su cuidado y riego, con el apoyo de sus padres, se hará de forma colectiva, favoreciendo así la relación y convivencia entre los niños y la participación en la vida de la comunidad. La iniciativa ha sido promovida por la ONG Greenfriends, la rama medioambiental de 'Abrazando el mundo', que desde finales del año pasado ha llevado a cabo tres plantaciones en el marco de la actividad 'Alrededor de árboles', con la implicación de los ayuntamientos y centros educativos.

Esta actividad en los colegios se inició en marzo de 2018, cuando se repartieron arbolitos de distintas especies autóctonas. Los niños los trasplantaron y se los llevaron a casa para cuidarlos hasta el día de la plantación. Las especies de árboles son autóctonas, entre ellas encinas, fresnos, robles, pinos, almendros, arces y serbales, por lo que necesitan menos riego dada su fácil adaptación a la meteorología y al terreno. Los objetivos de 'Alrededor de árboles' pasan por acercar la naturaleza a los centros educativos para que el alumnado comprenda «el respeto que le debemos a la naturaleza y para la preservación del medio ambiente», explican fuentes de la ONG. Otro de los objetivos es fomentar el espíritu comunitario, al sembrar, plantar y cuidar un árbol, de forma que «el alumnado hace más suyo su pueblo o ciudad», estableciendo un vínculo permanente «con el árbol adoptado».

Personal del Ayuntamiento se encargó de preparar el terreno mientras que los escolares, apoyados por adultos, llevaron las plantas que les proporcionó Greenfriends. La organización comenzó su actividad en Segovia en 2015, con la limpieza y plantación, en Prado Bonal, de 400 árboles de encinas, almendros o fresnos, que concluyó en 2018.

También realizaron, durante los últimos dos años, la plantación de un centenar de árboles en el Carrascalejo, en el término municipal de Palazuelos de Eresma, y en Cantalejo. Asimismo, crearon el 'Bosque Sagrado Govinda', con 540 árboles y la implicación de 600 personas de los pueblos de Marazuela, Bernuy de Porreros, Hontanares de Eresma, Marugán y Cabañas de Polendos.

La ONG fue creada en la India en 2001, como un movimiento para la preservación y protección del medio ambiente y, ocho años más tarde, llegó a Europa.