El Nuevo Mester y la Banda de Coca, un matrimonio bien avenido

Los músicos de ambas formaciones, durante la actuación en Nueva Segovia/Antonio De Torre
Los músicos de ambas formaciones, durante la actuación en Nueva Segovia / Antonio De Torre

El concierto conjunto entre estos dos grupos consiguió abarrotar la plaza de Espronceda

Ya lo advirtió la alcaldesa, Clara Luquero, en la presentación. «Si ya un concierto del Mester nos hace vibrar a todos y nos trae a la cabeza todos las canciones que forman parte de nuestra identidad y de nuestra historia personal, imaginemos a nuestros chicos del Mester reforzados por los 40 músicos de la Banda Municipal de Coca». El resultado: la plaza de Espronceda, en Nueva Segovia, abarrotada de público para escuchar la perfecta fusión entre el decano de los grupos de música folk en España, junto a los Sabandeños, y la centenaria banda caucense, bajo la batuta de Asier Doval. Esta actuación conjunta, previa a la celebración de San Mateo, ha sido la primera en la capital, aunque ambas formaciones ya han compartido escenario dos veces en Coca, una en diciembre con motivo de la clausura del centenario de su banda, y otra el día 3 de agosto. También actuaron en Cuéllar el pasado mes de junio.

El Nuevo Mester coronará el año que viene cincuenta años de trayectoria, cinco exitosos decenios llenos de momentos que permanecen grabados a fuego en la memoria colectiva, mientras que la Banda de Coca ha alcanzado el siglo. Cuando Agustín Sierra, sacristán organista de la iglesia de Santa María la Mayor de Coca, y once músicos del pueblo se unieron en noviembre de 1917 para formar una agrupación musical y celebrar Santa Cecilia, patrona de los músicos, no podían imaginar que cien años después se les iba a recordar como los fundadores de esta banda, que en la actualidad está integrada por unos cuarenta músicos.

En la presentación del concierto, Fernando Ortíz destacó la conjunción de ambos grupos respetando ambas visiones de la música en un proyecto «enriquecedor» y que supone un chorro de aire fresco. «Tener detrás instrumentalistas de tu misma edad y también chavales de 16 años tiene un efecto muy gratificante», afirmó. El director de la Banda de Coca, Asier Doval, considera que «la conjunción ha funcionado muy bien y ha enriquecido a los dos grupos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos