Pedro I vuelve a pasar por el altar en Cuéllar

Maite Sánchez y Ángel Gómez muestran el cartel anunciador. /M.R.
Maite Sánchez y Ángel Gómez muestran el cartel anunciador. / M.R.

Más de doscientos vecinos participan este sábado en la recreación histórica

MÓNICA RICOCuéllar

Durante este fin de semana Cuéllar se engalanará para celebrar 'Sponsalia, las bodas del rey', que es el título de la recreación histórica del enlace de Pedro I de Castilla con Juana de Castro, celebrado en la villa en el año 1354. Los esponsales tendrán lugar este sábado, a partir de las 19:00 horas, con inicio en la Plaza Mayor y se desarrollan con la dramaturgia y dirección de Ángel Gómez y la interpretación de los actores de los grupos de teatro Los Mirmidones y Tempus Gaudii.

En esta segunda edición, la celebración se ha separado de la Feria Medieval para darle entidad propia, por lo que se espera que sea un evento del que disfruten miles de vecinos de Cuéllar y de toda la comarca, además de turistas. En la presentación de la actividad, la concejala de Turismo, Maite Sánchez, animó a conocer la teatralización y agradeció el esfuerzo y la organización a Ángel Gómez y a sus dos grupos teatrales, que llevarán el grueso del espectáculo, así como a todos los vecinos que participarán acompañando al cortejo, portando pendones y estandartes, a todos los músicos y a la compañía que ha ayudado a preparar a los danzantes.

Sánchez recordó que el espectáculo pretende rememorar un momento histórico que tuvo lugar en la villa, «y que creo que todos deberíamos conocer y recordar». Gómez apuntó que se trata de un espectáculo literario fundamentado en un hecho histórico y agradeció al Ayuntamiento que lo potencie. Según el director teatral, se basa en una argumentación literaria, «y por tanto está sometido a todos los niveles de fantasía que yo he querido aportar como creador de ese texto», por lo que no se pretende una fidelidad histórica, entre otras cosas porque los datos que se conocen sobre la boda del rey Pedro I de Castilla en Cuéllar son pocos.

Con la boda como fundamento argumental, «hemos construido un texto que nos permite hacer una teatralización que espero y deseo esté cargada de dignidad artística y popular», dijo Gómez, quien destacó que se trata de un espectáculo hecho por la voluntariedad de los vecinos de Cuéllar. De hecho, serán más de 200 los que participen el sábado en la recreación histórica de uno u otro modo. Entre ellos los actores, en torno a una veintena, que serán los que interpretarán los textos. Unos setenta más serán figurantes y formarán parte del conjunto teatral. A ellos se sumarán los músicos, entre los que estarán los Hermanos Ramos, la Escuela de Música a través de la Banda Municipal y distintos grupos como el de dulzainas, trompetas o viento, el grupo de danzantes y la Coral Cuellarana.

A todos ellos les mostró Gómez su gratitud, que extendió al grupo de mujeres que durante casi cuatro meses han estado realizando los adornos con los que se decorarán calles, plazas y escenarios. También lo hizo extensible a los grupos de teatro que dirige, Mirmidones y Tempus Gaudii, dos conjuntos aficionados al teatro que pondrán en escena el texto teatral creado.

Sánchez también extendió los agradecimientos a los municipios de la Comunidad de Villa y Tierra, que han cedido sus pendones para el desfile, un elemento representativo de cada municipio, de los siglos XVII y XVIII, que se lucirán el sábado. En esta ocasión colaborarán las localidades de Arroyo, Campo, Pinarejos, Escarabajosa, Vegafría, Campaspero, Gomezserracín y Cuéllar. Gómez apuntó que se espera en próximos años la participación de muchos más, puesto que este año algunos pueblos no han podido organizarse debido a las elecciones.

El espectáculo comenzará en la plaza Mayor a las 19:00 horas. Allí se creará una imagen que se repetirá en San Martín y ante el castillo, con pendones, estandartes, reyes y figurantes. En este primer punto tendrá lugar el recibimiento a los reyes y la ofrenda cultural. Se trata de una de las novedades de este año, que contará con la presencia de literatos de la época como el Arcipreste de Hita, Dom Sem Tob, el Infante don Juan Manuel y el cronista López de Ayala. A continuación el cortejo iniciará su recorrido por la calle Morería hasta la puerta de San Martín, donde serán recibidos a los sones de la banda y de las dulzainas y se unirán los caballos.

El séquito continuará después por la calle Palacio hasta el patio de armas del castillo, donde tendrá lugar el acto de vasallaje, con la ceremonia de obediencia y colaboración a la que estaban obligados la nobleza y el clero. En esta ocasión, el patio estará decorado con pendones y estandartes, como novedad.

Seguidamente el cortejo real se trasladará hasta la iglesia de San Martín, donde se repetirá el ritual del sacramento, y se contará con la música de los Ministriles de Cuéllar. Tras recrear el matrimonio teatralizado de los Reyes por el rito religioso de la época, éstos regresarán al castillo para cerrar la jornada de festejos con una despedida musical.

Despedida musical

En el patio de armas del castillo la Escuela Municipal de Música, la Coral Cuellarana, los Ministriles y un grupo de danzantes medievales, ofrecerán a los reyes, nobles y visitantes una despedida musical. Gómez advirtió al público de que no es necesario que vaya con prisa en los traslados de un escenario a otro, puesto que habrá tiempo suficiente y «la parafernalia teatral va a ir despacio y siempre detrás del público», por lo que recomienda tranquilidad.

Otras de las novedades serán los trajes de los reyes y de los eclesiásticos, algunos de los cuales han sido cedidos por el grupo Teatro Naos. El Ayuntamiento se ha editado un cartel y un folleto que se está enviando a las oficinas de Turismo de toda la región. Además, se contará con una veintena de sillas tanto en la plaza como en el castillo para personas con problemas de movilidad o de avanzada edad, que serán ubicados allí por voluntarios de Cruz Roja y Protección Civil.