Dónde estarán las nueve cámaras que vigilarán el Acueducto de Segovia

Una de las zonas del Acueducto que estará vigilada. /Antonio de Torre
Una de las zonas del Acueducto que estará vigilada. / Antonio de Torre

Los dispositivos se instalarán en dos o tres semanas y se sancionará cualquier tipo de agresión

LUIS JAVIER GONZÁLEZ Segovia

El Ayuntamiento de Segovia instalará en las próximas semanas nueve cámaras de videovigilancia para el control del tráfico en el entorno del Acueducto y para asegurar el respeto al monumento en los arcos centrales. Pese a la prohibición del tráfico rodado desde los 90, el objeto de la medida es sancionar actos ilícitos como vehículos aparcados, otros que transitan ilegalmente o motos apoyadas en los pilares. Las cámaras y los tres radioenlaces cubrirán el área nuclear que va desde la plaza de Día Sanz hasta la subida del Postigo y, aunque no es su fin principal, también sancionarán conductas inapropiadas como pintadas o intentos de escalar el monumento.

La concejala de Patrimonio Histórico, Claudia de Santos, celebró «un buen día» debido a la medida que se disponía a desgranar este lunes en rueda de prensa. Habló de un plazo breve de «probablemente 15 o 20 días» porque el material está ya dispuesto. Defendió la medida como una «instalación necesaria» en la filosofía municipal. «No solamente es el mantenimiento y conservación del Acueducto, sino el alejamiento de cualquier medio mecánico que pudiese hacer conductas no deseadas contra él».

La medida cuenta con la aprobación de la ponencia técnica de la Comisión Territorial de Patrimonio Cultural de la Junta de Castilla y León. De Santos insistió en que no supondrá «ningún elemento distorsionador nuevo» sobre las infraestructuras aledañas al Acueducto. Todos los dispositivos se colocarán en farolas o focos ya existentes con el reto de mimetizar las cámaras y que el impacto visual sea «prácticamente nulo».

Las cámaras estarán bajo el control de Policía Local mediante un sistema mixto de radioenlaces y ADSL. El presupuesto total estará en torno a los 20.000 euros, unos 10.000 destinados a la instalación. Los puntos definidos serán la farola de la rotonda de la plaza de Artillería (dos cámaras y un radioenlace); en la esquina del Centro de Recepción de Visitantes se instalará una cámara doble que cubrirá la subida del Postigo del Consuelo y un área importante de la subida del Azoguejo; habrá una cámara en cada extremo del edificio de Telepizza y los juzgados en la calle Ochoa Ondategui más un radioenlace; en la plaza de Día Sanz, en la señal de que prohíbe el paso hacia el Acueducto, habrá dos cámaras y un radioenlace y, por último, sobre el edificio de la Academia de Artillería –con los permisos pertinentes de la institución militar– acogerá dos cámaras más.

Definidos por los técnicos

Los puntos de los radioenlaces están definidos por los técnicos a la espera de que la instalación lo permita. Son pequeñas antenas protegidas en una caja que irá mimetizada visualmente con el entorno donde se coloque para que el impacto sea lo menor posible. De Santos citó otros proyectos como el estudio acústico a través del organismo público CEDEX, la retirada de la Virgen o el inminente mantenimiento dentro del Plan de Gestión.

«Sabemos que hay coches que atraviesan y alguno aparca tranquilamente», subrayó la edil, que integró la medida en el alejamiento del tráfico realizado con la última remodelación en la plaza de Artillería y el traslado de los bolardos.

Aunque no es su fin principal, las cámaras servirán también para sancionar comportamientos ilícitos hacia el monumento, como cualquier tipo de pintada o escalada. «La cámara es para lo que es, pero no discrimina. Si esa cámara permite utilizarla para verificar conductas no deseadas, se utilizará», explicó De Santos, quien recordó cómo la cámara de la Academia de Artillería resultó esencial para resolver una pintada en el monumento años atrás.

De Santos insistió en la voluntad del Ayuntamiento de «incardinar el monumento aún más en la vida de la ciudad» y recalcó que «coches y personas no casan bien». La concejala aseguró que la nueva ordenanza está en procesos administrativos de revisión. «Desde hace tiempo no doy fechas, pero el documento administrativo, a falta de puntualizaciones que nos hagan, está acabado. Es inminente, y dentro de esa inminencia puede ser un mes, dos o tres». En ese tiempo tendrá que ser ratificido por el pleno.

No se espera, por el momento, una alternativa a un foco nocturno para proteger la estatua del diablillo. De Santos aseguró que «va camino de convertirse en un elemento representativo» de la ciudad. «Como tal, queremos darle relevancia. Más pronto o más tarde, habrá que hacerlo».

Restauración de la Virgen

Mientras, el proceso de restauración y consolidación de la Virgen, retirada en marzo con el proyecto de situar una réplica en la hornacina del sotabanco, va según lo previsto y «en breve» podría estar terminado. «El molde base está prácticamente acabado, pero sobre él hay que hacer el molde definitivo y luego la réplica. Una vez hecha se instalará». Asimismo, el Ayuntamiento está trabajado en el proyecto de musealización de la imagen original en la Casa de la Moneda. «No es fácil porque hay un discurso museístico en el que hay que incardinar este nuevo elemento. Aparte de que pesa 1.000 kilos y no se cuelga con una escarpia», apostilló.