El PP lamenta que el Gobierno de Sánchez se haya olvidado del Cervantes

Diputados y senadores del Partido Popular./El Norte
Diputados y senadores del Partido Popular. / El Norte

Los parlamentarios populares afean a Sánchez utilizar el Consejo de Ministros para dar un mitín cada viernes

El Norte
EL NORTESegovia

Los parlamentarios nacionales del PP por la provincia de Segovia lamentan que el Gobierno se haya olvidado, entre otros proyectos, del teatro Cervantes, durante los casi diez meses que Sánchez lleva en la presidencia. Es el «pobre» balance que el PSOE puede hacer en la provincia, según los diputados Beatriz Escudero y Jesús Postigo y los senadores Paloma Sanz, Juan Ramón Represa y Juan Carlos Álvarez.

«Sánchez quiere acabar con la reforma laboral por la puerta de atrás, con la reforma educativa y vender como éxitos propios la subida de sueldo de funcionarios, de las pensiones, la del salario mínimo interprofesional, la equiparación salarial de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado y el permiso de paternidad, todo ello aprobado ya por el Partido Popular», señaló ayer la senadora Paloma Sanz. Según la parlamentaria, el Gobierno de Pedro Sánchez «va a pasar a la historia como el Ejecutivo que menos respeto tiene por el cumplimiento de la legalidad ya que, desde el momento en que se convocan elecciones, no se pueden hacer anuncios ni realizar balances de logros».

En este sentido, Sanz cree que no debería utilizarse el Consejo de Ministros para «dar un mitin cada viernes y aprobar medidas que no tendrán aplicación, porque su mandato se ha acabado y no ha sido capaz ni de aprobar los Presupuestos Generales del Estado». Por ello, considera que Sánchez «ha desnaturalizaro el Parlamento, sin tramitación parlamentaria y sólo con reales decretos». Por otra parte, Paloma Sanz dijo que el Gobierno socialista ha pactado con los que quieren romper España, «y como le hemos pillado, no le ha quedado más remedio que convocar elecciones». «El PSOE tiene tres modalidades de actuación con las pensiones; el de González que dejó quebrado el sistema; el de Zapatero, que las congeló, y el de Sánchez, que vende la subida que no le corresponde a su Gobierno, sino al del PP, y a que además, rompe el diálogo social», dijo.