La lactancia materna sale a la calle en Cuéllar

El grupo de madres que ha participado en el encuentro final de la Semana de la Lactancia, con sus bebés. /M. Rico
El grupo de madres que ha participado en el encuentro final de la Semana de la Lactancia, con sus bebés. / M. Rico

Una docena de madres con sus bebés participan en el encuentro organizado por el centro de salud, que tiene un grupo de apoyo

MÓNICA RICOCuéllar

La Semana Mundial de la Lactancia Materna, que se celebra cada año la primera semana de agosto para fomentarla y mejorar la salud de los lactantes en el mundo, acaba de concluir y el centro de salud de Cuéllar ha cerrado las actividades previstas. Conmemora la Declaración de Innocenti, firmada en 1990 por gobiernos, la Organización Mundial de la Salud, Unicef y otras entidades para proteger, promover y apoyar la lactancia materna.

Para cerrar esta semana, y como parte del programa de promoción de la lactancia materna del centro de salud de Cuéllar, coordinado por la matrona, Paloma Botín González, y varias de las participantes del grupo de apoyo a la lactancia materna, el pmartes más de una docena de mamás con sus bebés y niños lactantes participaron en un encuentro público en los paseos de San Francisco, con el que se trató de dar visibilidad a la lactancia materna como algo natural y beneficioso. Para la matrona, es una suerte que haya en Cuéllar muchas madres jóvenes «que están encantadas de amamantar a sus hijos». De ahí surgió el encuentro, «para dar testimonio de que la lactancia materna es la mejor manera de criar a un niño; de que es bueno para la salud de la madre, para la salud del bebé, una solución global para el desarrollo de la humanidad, ecológica, fácil y barata. Al principio cuesta, pero cuando la madre tiene empeño y tesón, generalmente lo consigue», afirmó. Botín señaló que existe la posibilidad de realizar una lactancia muy larga y muy enriquecedora para las madres, los hijos y toda la familia.

También recordó la matrona que existe en la villa un grupo de apoyo a la lactancia. Se reúne todos los primeros viernes de mes, de 10:30 a 12:00 horas, en el centro de salud: «Es un grupo abierto a la participación de todo el que quiera venir, incluso a personas que no estén amamantando, que les apetezca compartir experiencias. Todo el que quiera venir es bien recibido», aseguró.

Entre las participantes en el encuentro hubo madres primerizas con sus bebés de apenas unas semanas, madres que repetían experiencia, y otras cuyos pequeños ya habían cumplido el año, mostrando así que la lactancia se puede prolongar durante meses sin ningún obstáculo. Una de ellas, que acudió con su pequeña de 16 meses, afirmaba que «es algo importante a la hora de ayudar con la salud y una buena alimentación para el bebé».

También señaló que se siente muy afortunada porque ya en el hospital, nada más nacer, tuvieron el primer contacto y las propias enfermeras le mostraron la mejor forma de comenzar con la lactancia. «Creo que es importante que te enseñen bien el agarre desde el primer momento», señaló. Otro de los temas de conversación que surgió entre las madres se centró en las dificultades de continuar con la lactancia tras la reincorporación al trabajo después de las 16 semanas de baja por maternidad, un período muy escaso.

Una de ellas, despedida de su trabajo (en el que llevaba cuatro años) tras quedarse embarazada, explicó que para ella era «un lujo» poder dedicarse a su pequeña, pero «hablo con un montón de madres que tienen que dejar la lactancia, incluso con bebés. Cuatro o seis meses es poquísimo tiempo. Lo mínimo debería ser un año tanto para la madre como para el padre, porque la madre necesita ayuda en este periodo».

Las mujeres tampoco olvidan que hay problemas que surgen durante la lactancia: mastitis, bultos dolorosos e incluso la salida de los dientes en los bebés de más edad. Pero en el lado positivo hay que valorar que «todo se puede tratar» y suele ser «cuestión de días». También en estos momentos ayuda el grupo de apoyo a la lactancia, en el que muchas mamás que ya han pasado por ello animan a otras o les enseñan consejos y habilidades para sobrellevar mejor los inconvenientes.

El lema de la Semana Mundial de la Lactancia Materna 2018 ha sido 'Lactnacia Materna: base de la vida' y con él se quiere profundizar en la cuestión de que una lactancia materna óptima ayuda a prevenir la malnutrición en todas sus formas y posee efectos positivos para toda la vida, tanto del niño como de la madre.

La Alianza Mundial pro Lactancia Materna defiende la necesidad de un esfuerzo de equipo para hacer que la lactancia materna funcione. Mediante la participación de diferentes partes interesadas de los sectores de la salud, la comunidad y el lugar de trabajo, incluidas las autoridades locales «podemos crear una cadena afectiva de apoyo para las madres que amamantan».

 

Fotos

Vídeos