La Junta espera que el plan rector de las Hoces del Riaza esté listo este año

Vista, desde la senda del río, de los farallones rocosos del valle del Riaza./O. C.
Vista, desde la senda del río, de los farallones rocosos del valle del Riaza. / O. C.

Representantes de WWF analizarán con el director del parque natural la ejecución de las medidas básicas, que López Escobar cifra en un 80%

El Norte
EL NORTESegovia

La Junta de Castilla y León confía en que el Plan de Uso y Gestión (PRUG) del Parque Natural de las Hoces del Río Riaza, que lleva 14 años de retraso, así como los de Hoces del Duratón y Sierra Norte de Guadarrama –los tres están pendientes de la publicación de la normativa jurídica–, estén listos este año o a principios de 2020. Así lo afirmó el delegado territorial de la Junta en Segovia, Javier López-Escobar, quien presidió, en el Ayuntamiento de Valdevacas de Montejo, la reunión del patronato del espacio natural Hoces del Riaza. El delegado contestó a las críticas vertidas por WWF, que además de reclamar la aprobación del PRUG presentó un estudio según el cual el 80% de las medidas contempladas en los planes básicos de gestión de la ZEC y ZEPA están sin ejecutar. El mismo porcentaje pero a la inversa, es decir, de directrices llevadas a cabo, es el que maneja la Administración regional.

López-Escobar explicó que esta discrepancia de datos fue aclarada en el encuentro, en el que se acordó que crear una mesa de coordinación integrada por representantes de la organización conservacionista y el director-conservador del parque, Rafael Marina, que ayer presentó la memoria de actividades de 2018 de este espacio protegido. El seguimiento de la fauna realizado por los agentes medioambientales del Servicio de Medio Ambiente es una de las actuaciones anuales más importantes. De los datos aportados, destaca la emblemática colonia de buitre leonado, que durante 2018 ha contado con 614 parejas, de las que 550 criaron. De esta puesta nacieron 292 pollos, de los que 207 consiguieron volar. En los alrededores existen otras 85 parejas de buitre leonado que criaron con éxito 36 pollos.

Respecto a otras especies de rapaces rupícolas características de este espacio, se han contabilizado siete parejas de alimoche en el interior del parque y cinco en el entorno. De las siete parejas, han volado cinco pollos, y de aquellas parejas de las proximidades han volado otros dos. También han continuado los trabajos de anillamiento de los pollos y se han anillado cinco crías.

En 2018 se mantuvo la pareja adulta de águila real del interior del parque y las otras dos que habitan en los alrededores, También se contabilizan las mismas parejas de halcón peregrino que el año anterior: dos. En relación con el búho real se repiten los datos del ejercicio pasado con diez parejas. Entre las rapaces típicamente forestales, el águila calzada ha incrementado el número de parejas en el parque respecto al año anterior, ya que se ha pasado de ocho a diez, y se ha constatado el vuelo de al menos cuatro pollos. En el entorno del parque, se confirma la presencia de 16 parejas seguras.

En cuanto al milano negro, en el cómputo total se han seguido unas dieciocho parejas, de las cuales volaron catorce pollos. Dentro del parque solo ha habido cinco parejas, de las que han volado siete pollos.

Al margen del grupo de las aves rapaces, la Junta destaca que el año pasado se realizó el seguimiento de la alondra ricotí, una especie típica de la avifauna ligada a las estepas de matorral. Se lograron capturar 24 ejemplares para toma de datos para su estudio biológico y marcaje de algunos: doce en las Hoces del Río Riaza y tras tantas en las del Duratón. En el parque de Riaza las capturas se realizaron al sur del arroyo Valtejo y Llano del Raso, en el término municipal de Maderuelo, y también en los páramos del entorno de Bañuelos, en el término municipal de Villaverde de Montejo.

Acuáticas invernantes

En cuanto a la población de acuáticas invernantes en el embalse, el último censo, realizado en enero de este mismo año 2019, arroja una cifra total de 618 individuos, número que duplica el del año pasado, cuando se contabilizaron 303. Entre ellos, los que mayor presencia tienen son el ánade azulón (374), el cormorán grande (138), la cerceta común (42) y el somormujo lavanco (37). Además, se han contabilizado individuos de especies que en el censo pasado no tenían presencia en el embalse, como el pato cuchara (12) o la gallineta común (5).

Las ardeidas o garzas cuentan con 16 parejas en la zona de la isla, en el interior del embalse de Linares. Todas menos tres de ellas han realizado puesta y han volado al menos 34 pollos.

Visitas a la Casa del Parque

Un total de 9.558 personas visitaron a lo largo de la temporada pasada la Casa del Parque, ubicada en el municipio de Montejo de la Vega de la Serrezuela. Esta cifra es ligeramente superior a la de 2017, cuando el centro recibió 9.403 visitas. Los meses de mayor afluencia fueron noviembre (1.328), octubre (1.203), abril (1.154), marzo (1.048) y mayo (1.032). Por comunidad autónoma de origen, la mayor parte de las visitas que recibe el centro proceden de Madrid, 853; seguidas por el grupo de Castilla y León, con 699, de las que el mayor número, 308, vienen de la provincia de Segovia, y 266 de Burgos. En cuanto a las edades de los visitantes, el grupo más numeroso es el que corresponde a adultos de entre 18 y 65 años (4.625).

A través del programa de Visitas Escolares a Espacios Naturales V(e)n2 de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, dirigido a alumnos desde 1º de Primaria a 4º de Secundaria Obligatoria, el parque Hoces del Río Riaza recibió en 2018 a 2.834 estudiantes en 56 grupos, procedentes de centros educativos de distintos municipios de Madrid, Segovia, Burgos y Valladolid. Además, a lo largo del año pasado la Junta concedió ayudas directas para obras a los tres ayuntamientos incluidos en la zona de influencia socioeconómica del espacio protegido, por un importe de 51.215 euros. De esta cantidad ya se ha hecho entrega a los municipios de un anticipo de aproximadamente el 50 %, y el resto se pagará este año.