«A la gente de la zona le gustan mucho los festejos taurinos»

Pablo Ángel Torrego. /El norte
Pablo Ángel Torrego. / El norte

El alcalde de Navalmanzano, Pablo Ángel Torrego, repasa las tradiciones del pueblo, la importancia de las peñas y dibuja a un municipio hospitalario

MÓNICA RICOCuéllar

Navalmanzano abre mañana sus fiestas patronales en honor a San Roque, con multitud de actividades para todos los públicos, en las que las peñas juegan un papel fundamental. El alcalde de la localidad, Pablo Ángel Torrego, destaca la hospitalidad de los vecinos al hablar de unas de las fiestas más populares de la zona.

–¿Qué tienen de especial las fiestas de Navalmanzano, cómo las viven los vecinos?

–Las viven con mucha intensidad. La verdad es que son unas fiestas que, como en todos los municipios, estamos esperando durante todo el año. Ahí nos juntamos con amigos y familiares y son unas fechas que, después de las Navidades, creo que son las más importantes de reunión y encuentro.

–¿Qué momento de las mismas aconsejaría que no se perdieran vecinos ni visitantes?

–Lo más representativo de la unidad que tenemos en Navalmanzano y de la buena comunión que tenemos todos juntos, es el desfile y el pregón, que este año correrá a cargo de la peña Los Excelentes, que cumple 25 años. Este pregón cada año lo dan personas relevantes del municipio, pero con el bullicio que se genera, al final no podemos apreciar todo lo que nos quieren decir. Por ello, aprovecho para pedir a los vecinos que este año contengan su alegría unos minutos para intentar escuchar un poco el pregón y después comenzar la fiesta.

–¿Qué papel juegan las peñas en estas celebraciones?

–Las peñas juegan el 99,9% de lo que es la fiesta del municipio. Las peñas de Navalmanzano son las que, primero, dan ambiente, y segundo, colaboran, porque las peñas de la localidad también organizan numerosas actividades. Una de ellas, por ejemplo, invitan a una macarronada para todos, lo que este año será el viernes. Otras preparan actividades como yinkanas. Otra patrocina una 'cervezada' durante el desfile de peñas, y ofrecen cerveza a todo el que quiera mientras las peñas van andando para llegar a la plaza antes del pregón. Otras invitan a calimocho y además contrata a 'das' para animar las celebraciones. Otras ofrecen citas gastronómicas, como una chorreada o perritos calientes. Son imprescindibles y dan colorido y diversión.

–¿Este año existe alguna novedad en la programación o se mantiene la actividad de años anteriores porque realmente es lo que a los vecinos les gusta?

–En general se mantiene lo de otros años, aunque hay actividades que incluyen algunas diferencias. Como novedad, en este caso tenemos la noche del viernes el concierto de Los Chunguitos en la plaza Mayor. Hemos apostado por traer un grupo que en su momento tuvo una cierta relevancia y son mediáticos y yo creo que va a ser una buena fórmula, que hará recordar a los mayores y quizás descubrir a los más jóvenes.

–Un año más no faltan los festejos taurinos en el programa.

–Es que Navalmanzano tiene mucha tradición taurina. A la gente de la localidad le gusta mucho los eventos taurinos, al igual que a la gente de la zona en la que vivimos. Por eso en el programa no faltan. Este año tenemos el viernes un encierro campero por la tarde, y luego dos encierros camperos más el sábado y el domingo por la mañana a partir de las 10:00 horas. Aparte de eso tenemos un concurso de cortes, saltos y quiebros el sábado por la tarde y un festival taurino el domingo en el que se contará con espadas entre las que se encuentran el diestro Uceda Leal.

–Un deseo para estas fiestas

–El principal deseo es que la gente disfrute. Son unas fiestas que hemos generado para vecinos como ellos y para visitantes, y lo que queremos es que disfruten. Tenemos una semana cultural importante, que tiene bastante peso y se organiza con el mismo fin, que es que todos disfruten de estos días, que se reúnan con amigos, y aquellas discrepancias que puedan tener durante el año, se limen con buenas actividades y con un poco de buena mesa y de buen beber. Me gustaría que nos llevásemos todos bien, que no haya ningún problema estas fiestas, y es que, de hecho, Navalmanzano es el pueblo más hospitalario que hay y nunca hemos tenido peleas ni nada similar. No ha habido nunca tensiones, lo que dice mucho del tipo de personas que somos los vecinos de Navalmanzano.