El fuego y el humo destruyen la cocina del bar Correos, en pleno casco histórico de Segovia

Los bomberos intervienen en sofocar el fuego y ventilar el humo en el bar Correos, este miércoles, en Segovia. /Antonio Tanarro
Los bomberos intervienen en sofocar el fuego y ventilar el humo en el bar Correos, este miércoles, en Segovia. / Antonio Tanarro

Los bomberos de la ciudad se han afanado en sofocar y ventilar el establecimiento, que tuvo que ser desalojado

César Blanco Elipe
CÉSAR BLANCO ELIPESegovia

El fuego ha destrozado la cocina del popular bar Correos, situado en la plaza de San Facundo, en pleno casco histórico de Segovia. Los hechos han ocurrido poco antes del mediodía de este miércoles y, por fortuna, no hay que lamentar desgracias personales, aunque sí cuantiosos daños materiales. Todo apunta a que las llamas se originaron en una sartén y prendieron rápidamente. El intenso humo se propagó también a gran velocidad e inundó parte del céntrico establecimiento, lo que obligó a desalojar el local de inmediato.

El dueño del negocio, José Luis de las Heras, se afanó en tratar de sofocar el incendio de la cocina, vació un extintor y cerró la puerta de este espacio para ahogar las llamas y e impedir que se expandiera aún más el denso humo que salía hacia la calle a través de los sistemas de ventilación y extracción del bar. El suceso sembró cierta aarma entre los peatones que a esa hora frecuentan esta zona del centro histórico de Segovia.

El personal colaboró en la evacuación del bar. Como no podía ser de otra forma, los trabajadores estaban apesadumbrados por lo sucedido y por el susto. No en vano, el nuevo Correos había iniciado una andadura gracias a la aventura empresarial iniciada por José Luis de las Heras hace dos meses.

Habitual punto de reunión

El hostelero se lamentaba este miércoles a las puertas del local de la mala suerte, ya que la inversión había sido muy elevada para ejecutar las obras de reforma y de acondicionamiento de este emblemático local, lugar frecuente de encuentro de numerosos profesionales que trabajan en este entorno administrativo de la ciudad.

El propio propietario cree que el incendio se produjo en una sartén que estaba en el fuego. Una dotación del parque de Bomberos de Segovia y agentes de la Policía Local han acudido a la llamada de aviso para ayudar a sofocar el fuego cuanto antes. Mientras los miembros desplazados del servicio de extinción han apagado lo que quedaba del fuego y han ventilado el espacio afectado por la humareda, los policías locales han controlado el acceso y tránsito por este lugar y precintado el entorno de seguridad parea dejar trabajar a los bomberos. Según los testigos, además de la cocina, también ha sufrido daños el almacén del bar.