El equipo de gobierno presenta un presupuesto menos inversor pero «de más calidad»

Clara Luquero y Jesús García Zamora, durante la presentación de los presupuestos./El Norte
Clara Luquero y Jesús García Zamora, durante la presentación de los presupuestos. / El Norte

Las cuentas, que serán aprobadas el lunes gracias a la abstención de Ciudadanos, ascienden a los 65,2 millones de euros

QUIQUE YUSTESegovia

El pleno del Ayuntamiento de Segovia aprobará el próximo lunes las cuentas municipales previstas para 2019. El proyecto, que saldrá adelante con los votos favorables del PSOE y la abstención de Ciudadanos, contempla un presupuesto de 65.277.922 euros, un 2,84% más que en 2018. «Son unos presupuestos que reflejan una economía saneada y que nos permiten preparar el futuro», indicó la alcaldesa de Segovia, Clara Luquero.

En los gastos, la partida más importante, de 23,1 millones de euros (el 35,4% del total), corresponde al capítulo de personal tras un aumento del 4,11% con respecto a 2018 motivado por el incremento de los sueldos de los funcionarios públicos de un 2,25%. El capítulo de bienes y servicios básicos (bomberos, policía local, alumbrado...) supone el 34.84% del total de los gastos. «Está pensado para satisfacer las necesidades de los ciudadanos», aseveró el concejal de Economía y Hacienda, Jesús García Zamora. También aumenta «de manera significativa», de 600.000 euros a 1,7 millones, los gastos financieros para hacer frente a los intereses de la adquisición de terrenos en San Lorenzo y Padre Claret.

En cuanto a los ingresos se prevé un aumento del 9,5% con respecto a 2018 que viene determinado por el aumento de recaudación del impuesto sobre venta de inmuebles (la plusvalía) correspondiente a los ejercicios de 2017 y 2018.

A la espera de los remanentes

El equipo de gobierno socialista espera que en abril ya se conozcan los remanentes de tesorería con los que podrán contar para acometer inversiones financieramente sostenibles que no figuran en los presupuestos municipales. Entre ellas, Luquero señaló la segunda fase de la avenida Padre Claret (la correspondiente al adoquinado), el eje de la calle Daoiz o incluso continuar con el ARU de San José, pero no la segunda fase de la avenida de la Constitución (aceras). También se contará con los remanentes para concluir los pagos de adquisición de terrenos. Por último, Luquero indicó que parte de los remanentes también se destinarán a los presupuestos participativos.

Por último, las inversiones previstas alcanzan los 5,4 millones de euros, un 8,41% menos que el año pasado. No obstante, García Zamora apuntó que las inversiones previstas en 2019 «son de más de calidad» al tener una mayor incidencia en la calidad de vida de los vecinos. La de mayor cuantía son los 2,4 millones para concluir el edificio CIDE del CAT, «un elemento necesario para la dinamización de la economía de la ciudad». También se recoge un millón de euros para ejecutar lo aprobado en los presupuestos participativos de 2018: 800.000 euros para los ascensores de la calle Gascos y de San Millán y 200.000 euros para catorce inversiones en los barrios. Figuran en las cuentas 500.000 euros para optar a la subvención del 1,5% cultural para rehabilitar la muralla (que en caso de no ser concedida se destinarán a accesibilidad), así como otras inversiones de menor cuantía como 100.000 euros para la adquisición de vehículos para la Policía Local, la renovación de una tubería en el barrio de Nueva Segovia o la reurbanización de la ladera próxima a la iglesia de la Vera Cruz, en el barrio de San Marcos.