La donación de órganos inspira el festival Agapito Marazuela de Mata de Cuéllar

Actuación de un grupo en una pasada edición del Festival de Dulzainas y Tamboril de Mata de Cuéllar./Mónica Rico
Actuación de un grupo en una pasada edición del Festival de Dulzainas y Tamboril de Mata de Cuéllar. / Mónica Rico

Veinte grupos de dulzainas y tamboril llegados desde distintas partes del país actuarán el día 26

MÓNICA RICOMata de Cuéllar

La localidad de Mata de Cuéllar se encuentra inmersa en la celebración de sus fiestas navideñas. Durante estos últimos días no han faltado charlas y talleres, y hoy está prevista la visita del jurado a los belenes participantes en el concurso. Pero si hay un día marcado en rojo en el calendario navideño particular de los vecinos ese es el 26 de diciembre, festividad de San Esteban. Los actos de la jornada comenzarán al mediodía con la misa en honor a San Esteban Protomártir y continuarán después con un vermú. También este año el local polifuncional acogerá la celebración del cocido solidario, cuya recaudación se destinará a la Asociación de Enfermos de Alzheimer de la comarca de Íscar.

Como colofón a estas celebraciones tendrá lugar la vigésimo segunda edición del Festival de Dulzainas y Tamboril Agapito Marazuela, que este año se va a estar presidido por la causa a favor de las donación de órganos con el fin de visibilizar su importancia. El evento comenzará a las 19:45 horas con el pasacalles desde el Ayuntamiento hasta el local polifuncional. Una vez en el auditorio, arrancarán las actuaciones. Esta cita de Mata de Cuéllar congrega a grupos de dulzaina y tamboril procedentes de distintos puntos del país. Uno de los organizadores del festival ha vivido este año de forma muy cercana la importancia de la donación. Su mujer, donante de órganos desde los 18 años, tuvo que ser trasplantada de corazón. Este trasplante se une al que se sometió otra persona hace unos meses en la vecina localidad de Vallelado.

Que dos residentes de un pequeño rincón de la provincia, cuyas casas distan apenas unos kilómetros, hayan conseguido vivir y mejorar su calidad de vida gracias a la donación de órganos es un poderoso motivo para que la organización haya pensado en aprovechar el festival para promulgar los beneficios de estos gestos generosos que salvan vidas. Más de una veintena de grupos se subirán al escenario en este evento, que se prolongará durante varias horas y en cuyo transcurso todos los asistentes podrán degustar unas ricas sopas de ajo.

Además, al finalizar el festival se ofrecerá un refresco a todos los participantes, que también reciben un detalle por su colaboración.