La Diputación retira la Medalla de Oro de la Provincia a Franco

Pleno de la Diputación Provincial de Segovia, celebrado este lunes. /Antonio Tanarro
Pleno de la Diputación Provincial de Segovia, celebrado este lunes. / Antonio Tanarro

El pleno aprueba por unanimidad la iniciativa socialista, que incluye también a tres ministros de la dictadura

César Blanco Elipe
CÉSAR BLANCO ELIPESegovia

El pleno de la Diputación de Segovia ha aprobado por unanimidad la retirada de la Medalla de Oro de la Provincia concedida el 22 de mayo de 1957 al dictador Francisco Franco y otros tres ministros del régimen, que son: Blas Pérez González (de Gobernación); José Antonio Girón de Velase (de Trabajo), y Rafael Cavestany Anduaga (de Agricultura).

La moción presentada por el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) se ampara en el cumplimiento de lo que establece la Ley de Memoria Histórica, tal y como ha expuesto en la defensa de la iniciativa el portavoz del grupo, Alberto Serna, quien ha subrayado que la retirada de las menciones responde a «una cuestión de decencia democrática».

Fotos

En realidad, la propuesta socialista es un poco más amplia. Todos las formaciones que conforman el hemiciclo provincial, gobernado por el Partido Popular (PP), también han dado luz verde a la parte de la moción referida a la petición de dejar sin efecto los acuerdos del pleno de la Corporación del 22 de enero de 1960 y del 25 de septiembre de 1967 en los que la institución concedió la Medalla de Plata de la Provincia a la Sección Femenina de la Falange Española Tradicionalista y de las Juntas de Ofensiva Nacional Sindicalista, así como al Frente de Juventudes, respectivamente.

Pascual Marín 'se libra'

Asimismo, la moción del grupo socialista también incluía la retirada de la Medalla de Oro de la Provincia a Pascual Marín como «alto cargo de la Secretaría General del Movimiento», tal y como rezaba la iniciativa defendida por Serna. Esta figura ha suscitado las dudas «desde el punto de vista político» de los diputados del Partido Popular (PP), como ha explicado en el pleno su portavoz, José Luis Sanz Merino.

El dilema proviene de la motivación que justificó en su día la concesión de la condecoración. El PSOE esgrimía esa responsabilidad de Marín en el Movimiento, aunque, como ha quedado demostrado durante el debate con la presentación del acta original del año 1958, Pascual Marín recibió dicha distinción por el ejercicio de su cargo como gobernador civil de Segovia.

Ante este matiz, el diputado del PP ha pedido en su primera intervención no incluirlo en la lista de nombres a los que retirar el honor de la provincia, ya que podría suscitar problemas con respecto a otros personajes que también ocuparon este puesto y a los que «no estaríamos dispuestos» a quitarles la máxima mención de la Corporación provincial. Y ha citado a Adolfo Suárez.

Exceso de condecoraciones

Por su parte, el portavoz socialista ha accedido a la petición de modificar el motivo de la pertenencia de Pascual Marín al Registro de Honores y Distinciones, por lo que también el PSOE lo ha sacado de la lista de nombres propuestos para la retirada de la condecoración, junto a Franco a los exministros del régimen franquista.

De paso, Alberto Serna ha advertido al gobierno popular de la institución que preside Francisco Vázquez de que «estamos pasados de Medallas de Oro». El representante de la principal bancada de la oposición ha aludido a que el actual reglamento que rige la concesión de estos altos reconocimientos provinciales contempla un máximo de diez menciones y en al actualidad hay 23. «Algo falla», ha incidido Alberto Serna.

El presidente de la Diputación ha admitido que desconocía este exceso de menciones y se ha mostrado dispuesto a modificar el reglamento y a actualizar la nómina de concesiones, en el caso de estar obsoleta.