Las terrazas del casco histórico de Segovia se delimitarán con pintura gris para mitigar el impacto estético

Líneas blancas que delimitan el área que pueden ocupar las terrazas de hostelería./Antonio Tanarro
Líneas blancas que delimitan el área que pueden ocupar las terrazas de hostelería. / Antonio Tanarro

Líneas continuas marcarán el espacio reservado para el mobiliario de bares y restaurantes en la vía pública

QUIQUE YUSTESegovia

El Ayuntamiento de Segovia y los hosteleros de la ciudad han llegado a un acuerdo para delimitar con pintura gris el espacio de vía pública que los establecimientos hosteleros pueden ocupar con sus terrazas. La concejala de Obras y Servicios, Paloma Maroto, el intendente jefe de la Policía Local, Julio Rodríguez Fuentetaja, y el presidente de la Agrupación Industrial de Hosteleros Segovianos (AIHS), Roberto Moreno, acordaron utilizar un color más parecido al del granito para delimitar el espacio de la terrazas en lugar del blanco por el que optó el Ayuntamiento a principios de marzo, con el inicio de la temporada de terrazas.

La administración municipal rectifica así en parte su decisión de marcar claramente el espacio que los bares y restaurantes pueden ocupar con sus terrazas en la vía pública. No obstante, mantienen su idea de delimitar las zonas para tal fin con una línea continua (en lugar de la discontinua que se venía utilizando hasta ahora). «Es la voluntad del Ayuntamiento y ante eso no podemos hacer nada», declaró Roberto Moreno tras una reunión en la que destacó la intención de la concejala de Obras y Servicios de llegar a acuerdos.

Según explica Moreno, la nueva delimitación obedece a la pretensión del Ayuntamiento de controlar las terrazas tras una proliferación de las mismas durante los últimos años. «Tienen que acotar el terreno y señalarlo bien para que haya una buena convivencia entre la ciudadanía y las terrazas», afirmó. En este sentido, el presidente de los hosteleros segovianos lamenta que haya vecinos que no quieran terrazas en la vía pública. «Nosotros no queremos enfrentarnos a la ciudadanía».

Para Moreno, la utilización de un color blanco para delimitar los espacios de las terrazas ha sido «una metedura de pata» por parte del Ayuntamiento que ha motivado quejas de vecinos de una ciudad patrimonio de la humanidad. No obstante, reconoce que una vez montadas las sillas y las mesas la pintura blanca «no destaca tanto», pero sí resalta cuando se recogen las terrazas.

Una vez se acordó el uso de un color grisáceo para pintar las líneas que marcan el espacio de las terrazas, también se habló de las sanciones para los establecimientos infractores tras un otoño en el que se aumentó la vigilancia. «Habrá flexibilidad y en fechas señaladas, como Semana Santa, no van a ser tan contundentes», expuso. Por ello, Moreno pide a los hosteleros que usen el sentido común y en la medida de lo posible controlen que las terrazas no sobrepasan los límites marcados. «Si hay dueños que se quieren aprovechar de ciertas circunstancias evidentemente tienen que ser sancionados. Pero a la gente que cumplamos día a día lo primero que van a hacer es avisarnos antes de sancionar», declara el presidente de la AIHS. «No están por la labor de sancionar a no ser que se trate de casos reincidentes que incumplan de manera continua la normativa», subraya.

En la Plaza Mayor

Los hosteleros segovianos también plantearon durante la reunión con Paloma Maroto y Julio Rodríguez Fuentetaja la posibilidad de instalar antes las terrazas durante las mañanas de los jueves. Actualmente, no pueden colocar su mobiliario hasta que se han marchado todos los puestos del mercado de los jueves, en torno a las dos o tres de la tarde. «Hemos notado que hay una reducción importante de los puestos», afirma Roberto Moreno, por lo que han pedido al Ayuntamiento que al menos una parte de las terrazas puedan ser instaladas en torno a las diez u once de la mañana. «Nos han dicho que lo estudiarán y lo considerarán».