Cuéllar despide a su párroco

Emilio Calvo posa con otros sacerdotes y con niños de la localidad/Mónica Rico
Emilio Calvo posa con otros sacerdotes y con niños de la localidad / Mónica Rico

El sacerdote Emilio Calvo toma posesión en el Real Sitio de San Ildefonso tras siete años en la villa

MÓNICA RICOCuéllar

Con una misa de acción de gracias, cargada de emoción y lágrimas, despidió Cuéllar al que ha sido su párroco durante los últimos siete años, Emilio Calvo. En una iglesia de San Miguel abarrotada por amigos, familiares y feligreses, Calvo se despidió de la comunidad cuellarana visiblemente emocionado.

El sacerdote fue recibido con la música de las dulzainas, una de sus aficiones, interpretada por los alumnos de la Escuela Municipal Cecilio de Benito, sus compañeros, pues con ellos ha compartido clases como un estudiante más. Acompañado en el altar por varios sacerdotes, entre ellos sus compañeros en la unidad parroquial de Cuéllar, Jaime Marulanda y Anthony Méndez, y también de los que se encargan de las zonas de Cabezuela y Villaverde de Íscar, Calvo, pronunció una homilía plagada de recuerdos, comenzando por el día en el que «Dios me escogió». En los bancos de la iglesia, además de familiares y allegados, se sentaron los miembros de los dos coros parroquiales de la localidad, monaguillos, jóvenes, niños de catequesis acompañados de sus padres, catequistas y numerosos vecinos que durante los últimos años han recibido el cariño y el apoyo del sacerdote.

Calvo aseguró su objetivo en estos siete años ha sido «que seamos una gran familia», al tiempo que recordó la tarea de educar en la fe. Respecto a su trabajo en la localidad, afirma que lo ha llevado a cabo desde la premisa de que la vivencia de la fe «no se tiene que quedar dentro de la iglesia, tiene que salir». Muestra de ello son las múltiples actividades en las que ha trabajado el hasta ahora párroco en la localidad, que ha impulsado los festivales de Manos Unidas, además de trabajar codo con codo con Cáritas y otras agrupaciones.

Tampoco mencionó en su homilía de despedida los campamentos, el musical que realizó con los jóvenes de la parroquia, su viaje a la Jornada Mundial de la Juventud en Cracovia con varios de ellos, e hizo hincapié en los belenes. Calvo fue uno de los impulsores de la Asociación de Belenistas de la localidad, que aún preside. «Tanta vivencia compartida haciendo vida en común», subrayó. También destacó la celebración de Las Edades del Hombre en la localidad y las restauraciones de piezas y espacios acometidas en los últimos años, animando a los asistentes a «cuidar el patrimonio».

De estos siete años, dijo, «me quedo con la gente. Me llevo en el corazón tantas personas buenas y he tenido la suerte de acompañaros en la fe», señaló, además de pedir perdón por los errores que haya podido cometer y admitir sentir incertidumbre por su nueva etapa, en una parroquia nueva, la de la La Granja, con nuevos compañeros y feligreses, aunque aseguró que «la iglesia tiene que estar siempre abierta y los sacerdotes disponibles».

Antes de finalizar la eucaristía, salpicada de aplausos, uno de los miembros de la parroquia tomó la palabra para dedicarle unas palabras en nombre de todos los fieles. Destacó su labor en la pastoral juvenil y en la familiar y aseguró que «te recordaremos con cariño por tu nobleza y animosidad. Siempre te recordaremos como miembro de esta gran familia y siempre estarás en nuestros corazones».

Obsequios

Antes de finalizar el acto, el sacerdote recibió varios obsequios de la unidad pastoral, como un pergamino del Ayuntamiento, que fue entregado por el alcalde, Jesús García, en recuerdo a su labor pastoral. También desde la Escuela de Música se le hizo entrega de un cuadro de cerámica con una dulzaina, y su profesora, Mari Carmen Riesgo, recordó que ha compartido clase como un alumno más y le animó a seguir tocando «allá donde vayas». Los detalles continuaron con una placa con la imagen de la Virgen del Rosario, como recuerdo de sus años de estancia en Cuéllar, un ordenador portátil, unos altavoces y dinero aportado por los fieles para su nuevo comienzo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos