Cuatro pianos al aire libre llenarán de sonidos una noche mágica en Turégano

Sara Dueñas, Francisco Vázquez y Juan Montes, en la firma del convenio de la actividad. /El Norte
Sara Dueñas, Francisco Vázquez y Juan Montes, en la firma del convenio de la actividad. / El Norte

La Diputación organiza la II Noche en Blanco y Negro, una propuesta «única en Castilla y León», destaca Vázquez

P. MARTÍN-ICALSegovia

El presidente de la Diputación de Segovia, Francisco Vázquez, aseguró ayer que Turégano vivirá, el próximo 28 de julio, «un evento de primera magnitud» y «único en nuestra comunidad autónoma« con la presencia de cuatro pianos de cola, situados en los rincones más bellos de la villa, y la música que ofrecerán diez pianistas y dúos, con medio centenar de actuaciones durante toda la noche y un gran broche final.Vázquez remarcó que esta iniciativa une la música del piano al aire libre, una noche de luna llena, «multitud de microactuaciones de pianistas profesionales y amateurs» y «la riqueza patrimonial y monumental» de la villa de Turégano. El presidente de la Diputación señaló que se están planteando solicitar el patrocinio de la Consejería de Cultura de la Junta por ser «un evento único» en Castilla y León.

Vázquez insitió en que Turégano vivirá «un acontecimiento cultural inigualable», como ya ocurrió el año pasado en Sepúlveda, porque este festival «se irá desplazando a diferentes localidades» para ser «una cita obligada para los segovianos y turistas». La II Noche en Blanco y Negro tendrá como protagonistas cuatro bellos pianos de cola, a modo de invitación «para pasear y descubrir» Turégano mientras suena la música, con «la tenue iluminación de las velas para crear el ambiente adecuado», gracias a la empresa Ambientair.

La propuesta dará comienzo a las 19:30 horas, cuando los pianos serán puestos a disposición del público. Vázquez avanzó que niños y jóvenes, alumnos de diferentes escuelas de la provincia, se desplazarán hasta Turégano «para ofrece un aperitivo de su talento» y porque «son el presente y el futuro de la música». A continuación, remarcó, se desarrollarán «cerca de cuatro horas» con músicos consagrados, que «se irán moviendo por los pianos», con piezas de música clásica, jazz, jazz-fusión, bandas sonoras, swing-cabaret, hip-hop y flamenco, e incluso música tradicional rumana. El gran broche final será un gran concierto, a las 00.15 horas, con un piano de gran cola amplificada, en el que «cada músico interpretará una obra de despedida y apagará una vela hasta que se haga la oscuridad y concluya la II Noche de Blanco y Negro».

Los pianistas solistas participantes son Adrián Rincón, Lulian Lonut Abagiu, Rubén Villdangos, Miguel Ángel Recio, Andrea García y Raúl J. Ortiz. Además, el músico Ricardo Casia, acompañado de la voz de Haydeé Arizala; el Maestro Moriles junto al saxofonista y flautista segoviano Ignacio Vidachea El Buho'; El dúo 'Hypatia' formado por Enrique Rivas y Elena de Santos, y Pablo Igualada, que tocará junto a la cantante, guitarrista y compositora Carolina Fontecha.

La II 'Noche en Blanco y Negro' cuenta con un presupuesto de 14.000 euros, de los que 10.000 son aportados por la Diputación de Segovia y 4.000 por el Ayuntamiento de Turégano. El alcalde del municipio, Juan Montes, explicó que esta actividad encaja a la perfección con su objetivo de seguir «dinamizando el patrimonio y la cultura en la villa». Montes hizo una invitación para descubrir, el 28 de julio, «los bellos y acogedores lugares» donde van a estar situados los pianos y vivir «una noche que va a ser muy especial y única en Castilla y León».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos