IU critica la presencia municipal en el voto a San Roque y el PP le pide que respete las tradiciones

La alcaldesa pronuncia el voto a San Roque./ A. Tanarro
La alcaldesa pronuncia el voto a San Roque. / A. Tanarro

Ángel Galindo insta a los concejales a que acudan a los actos religiosos a título personal, mientras Pérez Coronado le reclama que participe en los actos de los barrios

El Norte
EL NORTESegovia

El portavoz del grupo municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Segovia, Ángel Galindo, lamenta en una nota de prensa «la presencia institucional del Ayuntamiento en la ceremonia religiosa de la renovación del voto a San Roque, y pide a los demás concejales que participen en ellos «a título individual y no como representantes de la institución, y solo si lo desean». La réplica a esta declaración ha llegado desde el Partido Popular, cuyo portavoz, Pablo Pérez Coronado, aprovecha para manifestar que «·con un equipo de gobierno dividido y con formas de proceder enfrentadas será difícil que la ciudad salga de su estancamiento», y recuerda a Galindo que los concejales de IU no son solo miembros del equipo de gobierno «para cobrar 50 o 40 mil euros al año, sino también para participar en las actividades que se organizan en los barrios de la ciudad».

Sostiene IU que «el desarrollo de este tipo de actos no se ve afectado por la ausencia de cargos públicos y debería quedar limitado al ámbito personal y religioso», y recuerda que hace dos años ya pidió explicaciones a la alcaldesa por participar en el voto a San Roque «en representación de la ciudadanía de Segovia, teniendo en cuenta el carácter aconfesional del Estado y de las instituciones públicas».

Añade el grupo de izquierdas y socio del grupo socialista que «desde el máximo respeto a cualquier confesión religiosa y creencia personal, nuestro grupo municipal considera que la imagen de una alcaldesa arrodillada frente a un santo no se corresponde con una sociedad en la que debería prevalecer la separación entre Iglesia y Estado, un principio fundamental en una democracia», y añade que «tampoco es de recibo la presencia de portavoces de otros grupos municipales con sus respectivas medallas corporativas».

Pérez Coronado declara por su parte que «a IU se le llena la boca hablando de democracia cuando el respeto es inherente a la misma», ya que «igual que la alcaldesa está presente en los actos que se organizan el 14 de abril, puede perfectamente ser la voz de todos los segovianos en el voto a San Roque». En este sentido, dicen los populares que «por mucho que les pese a los concejales de IU, forman parte del equipo de gobierno municipal no sólo para cobrar un sueldo sino también para representar a todos los segovianos y eso significa acudir a muchos actos, les gusten más o menos, porque forman parte de la identidad de la ciudad».

IU insiste sin embargo en que «las instituciones democráticas no deben tomar partido en los asuntos religiosos de la ciudadanía, por muchos años de tradición que haya detrás de un acto», y recuerda que hace dos años se aprobó una moción de su grupo para que el Ayuntamiento «avanzara en laicidad».

El PP declara, con las perspectiva contraria, que el Reglamento Orgánico del Ayuntamiento indica la asistencia de la corporación «a los actos tradicionales con motivo de diferentes festividades», como el voto a San Roque, y añade que «el carácter aconfesional del Ayuntamiento no está reñido con el apoyo a los actos y conmemoraciones tradicionales de Segovia porque somos representantes de todos los segovianos».