El comercio y la industria navera sacan pecho en su feria anual

Visitantes deambulan por los expositores instalados en el interior del antiguo polideportivo. /F. de la Calle
Visitantes deambulan por los expositores instalados en el interior del antiguo polideportivo. / F. de la Calle

La organización destaca el incremento de participación y el acceso de negocios de localidades próximas, como Navas de Oro o Migueláñez

FERNANDO DE LA CALLE Nava de la Asunción

Satisfacción general entre los comerciantes e industriales participantes en la VIII Feria de Industria y Comercio de Nava de la Asunción, celebrada en el antiguo polideportivo y centro de usos múltiples navero. Más de cincuenta expositores, el noventa por ciento locales trataron de abarcar todos los sectores mercantiles que el cliente puede encontrarse en Nava y en localidades próximas como Navas de Oro, Migueláñez o Pedrajas de San Esteban, también presentes en la feria con algunos expositores. «Es la primera vez que venimos. Nos llamaron unos compañeros de Nava por si queríamos acercarnos a la feria y aunque no conocíamos nada, dijimos que sí porque nos parece interesante. Tenemos cada vez más clientes de la zona de Segovia, nos van conociendo y Nava de la Asunción es un pueblo importante», destacaba el responsable de La flor de mi Besana, que desde hace seis años dedicados a la ornamentación floral de eventos desde Pedrajas de San Estaban.

También ha sido el primer año de la nutricionista Lucía Sancho. «Llevo pasando consulta en Nava tres años y hay mucha gente que no conoce el servicio todavía y esta es la oportunidad para darlo a conocer. Además, es solo un día y está muy bien organizado». Otros pretenden que la feria navera suponga un escaparate para iniciar un proyecto comercial. Es el caso de Javier Marugán y Guillermo Campillo. «Hacemos fotografía y vídeos con drones y pensamos que la feria era una buena forma de dar a conocer este proyecto. Es una primera toma de contacto, la gente se está interesando, nos han hecho muchas preguntas y lo que en principio es una afición, queremos que se convierta en algo más», comenta Javier.

Los más veteranos ya saben los beneficios que supone participar en esta cita anual, como el expositor del taller de los Hermanos Romo. Mientras ultima la venta de un coche a un vecino de Cantalejo, Fernando Romo justifica la presencia anual a esta cita comercial porque «viene gente de muchos pueblos de alrededor, siempre se hace algo de rebaja por ser feria y se vende».

Todo el espacio ocupado

Javier Rebollo, uno de los componentes de la junta directiva organizadora, destaca el incremento de participación y el acceso de comercios de otras localidades. «Hay más expositores, se corre la voz y nos llaman a través del Ayuntamiento para ver si hay sitio. Hemos seguido el criterio de que sea lo más variado posible, que haya un poco de todo, pero que no se repitan los expositores». El grueso de los expositores locales se sigue manteniendo, «y alguno ha llegado a ceder alguno de los metros que tenía asignado para que se pueda instalar alguno más, porque no tenemos más espacio, está todo ocupado y el polideportivo nuevo ni nos hemos planteado pedirlo», destaca Rebollo, quien señala que la moqueta que se ha instalado en los dos recintos principales es lo que más problemas les ha dado, «porque es la primera vez que la hemos puesto, y aunque queda muy bien ha costado. Se trata de poner cosas nuevas y que se vea que vamos mejorando». Los organizadores creen que la buena asistencia de público de este año también ha estado influenciada por el buen tiempo durante toda la jornada.

En plena campaña electoral, tampoco faltaron los políticos a la feria. Candidatos del PP, PSOE y Vox se dejaron ver en el recinto. La charangas y cientos de personas dieron un ambiente novedoso a una feria que concluyó con el sorteo de 3.000 euros entre todos los que habían adquirido alguna papeleta previa. El afortunado, con el número 3231, ya ha aparecido.