El comercio de José Zorrilla augura «terribles pérdidas» si el 'parking' no reabre en diciembre

El aparcamiento subterráneo de José Zorrilla permanece cerrado por obras/Antonio De Torre
El aparcamiento subterráneo de José Zorrilla permanece cerrado por obras / Antonio De Torre

El presidente de la asociación cifra en un millar el déficit de plazas de aparcamiento

ÁLVARO GÓMEZSegovia

Los comerciantes de la zona de José Zorrilla vuelven a quejarse de que la escasez de aparcamiento, como consecuencia del cierre del 'parking' subterráneo de José Zorrilla, el del antiguo Regimiento y anteriormente el de la calle Coronel Rexach, es uno de los factores que más perjudican a sus negocios, hasta el punto de que varios de ellos han tenido que cerrar. «Hay un déficit superior a las 1.000 plazas», explica Roberto Manso, presidente de la Asociación Comerzio José Zorrilla. Este problema se ve acentuado con la llegada del nuevo curso académico, pues lo alumnos del campus de Segovia aprovechan las primeras horas de la mañana para encontrar un sitio donde dejar su coche. «No es zona azul porque acaba en la Plaza José Zorrilla, y todo el mundo de la zona centro y los de la Universidad vienen a aparcar aquí. Cuando los comerciantes y clientes llegan, a las 10:00 horas, no hay ni un solo sitio», lamenta Manso, quien señala que hay clientes que expresan su malestar con la situación. «Te dice la gente que no va a venir más veces por no poder aparcar. Mantenemos clientes del barrio, pero hemos perdido a los habituales de otras zonas e incluso de otras localidades».

Los comerciantes señalan que las únicas posibilidades para estacionar el coche por la zona pasan por el 'parking' de pago del centro, la zona azul por detrás del campus María Zambrano, «que al final está a 400 metros o más de los negocios», o el descampado de Las Lastras, «que suele estar lleno y encima está repleto de baches y barro». Manso resume así la difícil situación que atraviesan: «Si nuestra competencia tiene el aparcamiento a la puerat,a pues lógicamente no podemos competir».

Los negocios de la zona, muy variados en cuanto a su oferta, han visto reducidas las ventas en el último año por esta y otras causas. Roberto Manso calcula que el comercio que regenta ha perdido el 30% de las ventas en un año. De alargarse el cierre del aparcamiento subterráneo hasta la época navideña, «las perdidas serán tremendas, porque estas fechas suelen suponer para los comercios el 30% de las ventas del año», advierte.

El presidente de la asociación de comerciantes apunta también a otros aspectos negativos para sus negocios, como el auge de las ventas por Internet «y las naves chinas que hay en Segovia, que hacen que la gente vaya a las afueras y no al pequeño comercio». La competencia de las superficies comerciales también se deja notar. «La apertura de Carrefour en el centro comercial Luz de Castilla nos ha perjudicado, ya que tiene mucho más tirón de ventas que Eroski», señala Manso, quien reconoce que este último aspecto «es de difícil solución» pero el problema del estacionamiento, insiste, puede arreglarse con la reapertura del 'parking', por lo que instan al Ayuntamiento «a trabajar rápido».

Pese al cierre de varios comercios en los últimos meses, el presidente de la asociación puntualiza que «José Zorrilla tiene la ventaja de que cuando se cierra un local se vuelve a abrir rápidamente». A finales del año pasado, había 177 negocios activos en José Zorrilla y en la calle del Puente de Muerte y Vida, de los cuales 19 llevaban funcionando menos de cinco años y 34, entre 5 y 10 años. En ese momento había tres espacios que se encontraban en obras, dieciséis en alquiler y once locales cerrados desde hace más de un lustro.

Puente festivo de diciembre

Para aminorar la caída de ventas, los comerciantes de la zona proponen al Ayuntamiento fijar como fecha límite para la reapertura del estacionamiento subterráneo el puente festivo de diciembre, por lo que piden al equipo de gobierno que encabeza Clara Luquero que «agilice en lo posible las obras, instalaciones y tramitaciones legales necesarias». Los comerciantes advierten de que la paciencia «llega un momento que se pierde, porque está en juego la supervivencia de nuestros negocios», subraya Roberto Manso. El presidente de la asociación se queja también de tamaño de las zonas de carga y descarga de la calle. «Algunas las han reducido y no cabe ni el camión», indica. Hasta el punto de que los vehículos que llevan mercancía a los supermercados «atienen que invadir la zona de minusválidos porque no cabe en la de carga y descarga al desplegar el ascensor».

Los comerciantes han vuelto a levantar la voz días después de que la alcaldesa anunciara que las obras de eliminación de las humedades en el interior del aparcamiento de José Zorrilla necesitarán el refuerzo de una empresa, que previsiblemente comenzará mañana los trabajos, después de que en la última junta de gobierno se aprobara un gasto de 48.369 euros para esta labor. Los operarios municipales trabajan desde hace meses para subsanar los problemas de las humedades, pero ahora se ha considerado conveniente recurrir también a una empresa externa.

También se ha aprobado un gasto de 12.290 euros para reparar la instalación eléctrica del aparcamiento. Estas acciones, cuya cuantía supera los 60.000 euros en conjunto, cuentan con un plazo formal de tres meses para su ejecución, aunque, según Luquero, el podría llegar a reducirse hasta los dos meses. «No se ha parado de trabajar, lo han estado haciendo los operarios municipales por las tardes en las horas que han podido», explicó la regidora, que evitó dar fechas para la reapertura del estacionamiento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos