El Ayuntamiento de Segovia aconseja duchas cortas, lavar el coche con manguera y no usar la lavadora hasta que esté llena

Un hombre bebe agua de una fuente en la capital. /A. Tanarro
Un hombre bebe agua de una fuente en la capital. / A. Tanarro

Puente Alta se halla al 92,7% de su capacidad, y el Pontón Alto, al 98,1%, que es menos que un año atrás

El Norte
EL NORTESegovia

El Ayuntamiento de Segovia, al igual que han hecho otros municipios, hace un llamamiento a la población para cuide el consumo de agua. Los responsables municipales aseguran que, por el momento, «el estado actual de los embalses de los que se abastece la ciudad es bueno, aunque peor que el año pasado por estas fechas». El de Puente Alta, en Revenga, está al 92,7%. Esto quiere decir que cuenta con 2,23 hectómetros cúbicos de reservas de los 2,4 totales que puede acoger cuando está a rebosar. Por su parte, el Pontón Alto se encuentra al 98,1%, lo que supone que a día de hoy embalsa 7,26 de los 7,4 hectómetros cúbicos que mide su capacidad total.

A esta altura del calendario, el año pasado, ambos pantanos estaban llenos después de unos meses muy húmedos y empezaron a vaciarse a mediados de julio. Este ejercicio, la disminución del nivel se anticipado seis semanas y han comenzado a ver cómo mermaba su volumen de agua embalsada a principios de este mes. El Ayuntamiento precisa que «hay que tener en cuenta que 2018 fue un año especialmente bueno» por esa elevada pluviometría registrada, mientras que 2019 presenta un comportamiento que «puede considerarse dentro de lo normal».

En un escenario de falta de lluvia y con unas previsiones por delante de que indican que esa carencia tiende a prolongarse, el equipo de gobierno que dirige la alcaldesa, Clara Luquero, considera «imprescindible hacer un uso responsable del agua». El Consistorio lanza una serie de recomendaciones para contribuir a ese consumo responsable. Así, sugiere que no se deje correr el grifo en la cocina cuando se friega; también insta a evitar fugas y goteos, y aconseja que solo se pongan la lavadora y el lavavajillas cuando estén llenos.

El baño o el coche

Por su parte, en el baño es recomendable darse duchas cortas; cerrar el grifo cuando se procede al cepillado de dientes, y comprobar que las cisternas funcionan bien porque las fugas suponen la pérdida de muchos litros de agua al día. Los responsables municipales recuerdan que «inodoros y desagües no son un cubo de basura». Los desperdicios a implican un mayor consumo de agua al limpiar lo vertido en ellos.

Además, se insta a regar fuera de las horas centrales del día para evitar una rápida evaporación y dejar la hierba algo más alta para que retenga la humedad, así como colocar recipientes bajo las macetas para que mantenga el agua sobrante. A la hora de lavar el coche, que sea en estaciones o con cubo y bayeta antes que emplear la manguera. De esta forma se logra consumir diez veces menos de agua. Todas estas medidas persiguen el mayor ahorro posible de un «bien escaso».