El Ayuntamiento congelará la presión fiscal para 2019

Vista aérea de parte de la ciudad de Segovia/Antonio De Torre
Vista aérea de parte de la ciudad de Segovia / Antonio De Torre

La única modificación prevista es rebajar la licencia ambiental para grandes superficies

QUIQUE YUSTESegovia

La última propuesta de tasas y precios públicos que realizará el equipo de gobierno socialista este mandato no recoge grandes cambios. Las principales vías de ingreso del Ayuntamiento de Segovia, como son el Impuesto de Bienes e Inmuebles (IBI) o la tasa del agua (concentran el 60% de la recaudación municipal) no sufrirán variaciones, a pesar de las propuestas de la oposición que solicitaban una reducción de los mismos. Así, las previsiones de la concejalía de Hacienda estiman que en 2019 se recaudará una cantidad similar a la del ejercicio pasado.

El todavía concejal del área, José Bayón (renunciará mañana a su acta), espera que la propuesta del equipo de gobierno salga adelante gracias al voto favorable o a la abstención de algún partido de la oposición. Asegura que los impuestos, tasas y precios públicos propuestos para el próximo año se caracterizan por seguir la misma línea que las ordenanzas de 2018, motivo por el que apenas hay modificaciones. Tan solo se contempla una bajada en la licencia ambiental de grandes superficies con la que se pretende favorecer la implantación de industria o de instalaciones con paneles solares en la ciudad. «Es una licencia que va por tramos y a partir de los 500 metros cuadrados se convierte en un impuesto muy caro», reconoce Bayón, que anuncia una modificación del tramo «más progresiva» siguiendo el modelo que tienen otras ciudades similares a Segovia.

A diferencia de otras ocasiones, este año el equipo que lidera Clara Luquero no ha presentado públicamente las ordenanzas y tasas para el próximo ejercicio, por lo que habrá que esperar hasta mañana para conocer datos como la recaudación prevista en 2018. «Todavía no sabemos lo que ingresaremos», apunta el concejal, que recuerda que aún falta por cobrar el segundo plazo del Impuesto de Bienes e Inmuebles. Además, la incertidumbre que había sobre el impuesto de plusvalía hasta la sentencia del Tribunal Supremo el pasado mes de julio hizo al Ayuntamiento congelar su cobro, que se ha reanudado en las últimas semanas. Según lo anunciado en septiembre de 2017 por el exconcejal Alfonso Reguera, durante 2018 el Ayuntamiento recaudará mediante los impuestos, tasas y precios públicos 38,4 millones de euros. Al no producirse variaciones significativos, Bayón asegura que en 2019 se ingresará una cantidad similar a la de 2018. Confiesa que se pensó en reducir la tasa de ocupación de vía pública para los mercados, pero la complejidad del cambio motivó que se optase por dejarla tal y como está.

A la espera las tasas de la estación de autobuses

Una de las novedades que el equipo de gobierno pretendía implantar en las ordenanzas y precios públicos de 2018 era una tarifa a los operadores de la estación de autobuses con la que pretendían recaudar unos 230.000 euros. Sin embargo, todavía no han comenzado a aplicarse, según confirma el concejal de Tráfico, Ramón Muñoz-Torrero. Se está a la espera de adjudicar los locales y taquillas a los operadores y a concluir las obras pendientes en la terminal (instalaciones del sistema de control de accesos, paneles informativos, oficina de información...) para comenzar a aplicar las cuatro tarifas previstas en base al número de viajeros de cada expedición y a la entrada y salida de autocares de la terminal.

También permanecerá sin cambios la tasa del IBI. «Nosotros estamos en la media», declara el concejal en respuesta a las acusaciones del Partido Popular que aseguran que Segovia está entre las diez capitales de provincia más caras en cuanto a presión fiscal. Precisamente, el principal grupo de la oposición propuso en la comisión de Hacienda del lunes una reducción del tipo de gravamen del IBI del 0,4813 al 0,45%, propuesta que no será aceptada por el equipo de gobierno pese al voto favorable en la comisión de formaciones como Ciudadanos y UPyD.

Sin modificaciones en las tasas del agua

En la tasa del agua el Partido Popular también propuso cambios con la creación de un nuevo intervalo en las tarifas de consumo doméstico entre los 51 y los 90 metros cúbicos cuatrimestrales en el que se facturaría a 0,85 euros el metro cúbico. Sin embargo, Bayón rechazó cualquier modificación en las tasas del agua tras las modificaciones efectuados hace dos años y que fueron duramente criticados por la mayoría de grupos de la oposición. Además, el edil también indicó que este año no está previsto que haya superávit entre el coste del agua y lo que se recauda con él.

Por último, los populares también propusieron reducciones en el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO) y bonificaciones del 5% en la tasa de basuras, ambas rechazadas por el PSOE por «falta de voluntad política» según el PP. Sobre la tasa de basuras Bayón anunció futuros cambios una vez esté en vigor el nuevo pliego del servicio (espera que lo esté en los próximos meses), rechazando también volver a implantar bonificaciones especiales para los barrios incorporados.

 

Fotos

Vídeos