El andamiaje para retirar la Virgen del Acueducto se instalará el lunes

Virgen del Acueducto./Antonio Tanarro
Virgen del Acueducto. / Antonio Tanarro

El descenso de la imagen durará «tres o cuatro días» y la réplica estará ubicada en el monumento antes del verano

QUIQUE YUSTESegovia

Tras el visto bueno, con condiciones, de la Comisión de Patrimonio a las actuaciones previstas para la restauración y conservación de la imagen de la Virgen del Acueducto, la junta de gobierno local aprobó ayer la propuesta de actuaciones necesarias para la restauración, virtualización, reproducción y musealización final en la Casa de la Moneda de la imagen original de la Virgen. Se trata de uno de los últimos pasos administrativos necesarios para llevar a cabo la sustitución de la imagen original por una réplica, habida cuenta de que la propuesta final sobre cómo se realizará la reproducción de la imagen de la Virgen ya ha sido trasladada a la Junta de Castilla y León.

La concejala de Patrimonio Histórico, Claudia de Santos, confirmó ayer que los trabajos comenzarán este mismo lunes con la colocación, en la parte central del Acueducto, del andamiaje especial con el que se procederá a retirar la imagen de la Virgen de la hornacina occidental del monumento, donde lleva expuesta desde 1520. Los trabajos, según De Santos, durarán «tres o cuatro días» y se realizarán con el seguimiento de los técnicos del Servicio Territorial de Cultura y Turismo. Se utilizarán tacos de espuma sintética de alta densidad o de neopreno con espesor suficiente para evitar cualquier acción del soporte metálico sobre la piedra del Acueducto. Además, se indica que no es conveniente que los apoyos del andamio en el pilar del monumento se haga en las esquinas, más débiles desde el punto de vista estructural que las superficies planas de los sillares. Así, se deberá definir la localización de los apoyos con el objetivo de minimizar el cimbreo del andamiaje a mínimo, siendo éste el que absorba las oscilaciones y vibraciones en lugar del Acueducto. «No es un andamio cualquiera. No toca el Acueducto», indicó la edil.

Durante el proceso para retirar la imagen de la Virgen del Acueducto se realizarán hasta tres fotogrametrías. Una de ellas será de la hornacina oriental, actualmente vacía. Las otras dos serán de la occidental, una con la Virgen y otra sin ella, con el objetivo de dejar todo lo más documentado posible. Con la retirada de la Virgen comenzarán también otros dos procesos, compatibles en el tiempo, que consistirán en la restauración de la imagen original y en la construcción de la réplica. «La imagen original no se va a tocar para realizar el molde», aseveró Claudia de Santos, quien explicó que a través de la fotogrametría se podrá realizar la réplica, y sobre ella el molde, de unos cinco o seis centímetros de grosor, que estará relleno de resinas de alta resistencia mezcladas con áridos. La parte interior se rellenará de otro material más ligero que permitirá que la réplica tenga un peso de unos 50 kilogramos, sobre la que se darán los acabados necesarios para que no se observen diferencias con la original. «No echaremos de menos la otra imagen, que se musealizará en la Casa de la Moneda», recordó De Santos.

Por último, afirmó que el periodo de restauración de la imagen original «no será demasiado largo». Además, mostró su confianza en que la réplica, que será instalada con los mismos anclajes que la actual, pueda ser colocada a través de una cesta mecánica antes del verano.