La alianza de izquierdas sigue bloqueada en la viabilidad de unas primarias y en las listas

Amada Peñalosa (Podemos) y Ángel Galindo (Izquierda Unida). /El Norte / A. De Torre
Amada Peñalosa (Podemos) y Ángel Galindo (Izquierda Unida). / El Norte / A. De Torre

El número uno de la candidatura a la Alcaldía de la capital continúa siendo un punto clave de discrepancia en la confluencia electoral de IU y Podemos

César Blanco Elipe
CÉSAR BLANCO ELIPESegovia

El proceso de confluencia de grupos de izquierdas para concurrir a las próximas elecciones municipales del mes de mayo sigue «bloqueado». Este adjetivo calificativo lo han usado, cada uno por separado, el responsable de Organización de Izquierda Unida (IU), Ángel Galindo, y por la candidata de Podemos a las Cortes regionales, Amada Peñalosa. Ambas formaciones coinciden al menos en que la alianza a la izquierda del Partido Socialista Obrero Español, por el momento, no avanza. Desde el pasado 21 de enero no ha habido reuniones entre los tres partidos, incluido Equo, para tratar de limar las diferencias que los separan y armar un propuesta sólida y unificada, según ha apuntado el también concejal de IU.

El paréntesis en el que se ha quedado atrapado el proceso de confluencia se alarga en tiempo y el calendario deshoja los días y las semanas. Las formaciones son conscientes del paso del tiempo y de que esa tardanza pueda jugar en contra de los intereses electorales de las formaciones. El último movimiento que hubo fue el de Izquierda Unida, cuando en una comparencia pública propuso a Podemos celebrar unas primarias una vez estuvieran proclamados los candidatos de cada una de las formaciones. Y de ese proceso saldría la cabeza visible de cara a las elecciones. Este anuncio se produjo hace hoy diez días.

En principio, la idea no convenció a Podemos. Su portavoz en este proceso, Amada Peñalosa, asegura que ni las siglas moradas ni Equo han tenido noticias desde entonces de la iniciativa anunciada por Izquierda Unida «y unas primarias no se organizan en cinco días». Preguntada por el punto en el que se halla el intento de alianza, «tanto Equo como nosotros estamos a la espera de la propuesta técnica para estudiar la viabilidad de esas primarias». Sin embargo, «no se ha propuesto ninguna reunión» desde hace diez días, apostilla la representante de Podemos en las negociaciones.

Puertas abiertas

Ante este «bloqueo» en el que se ve sumida la confluencia, Amada Peñalosa sospecha que «Izquierda Unida no tiene de intención» de seguir adelante. De todos modos, la candidata a las autonómicas por las filas moradas insiste en que las puertas para que fructifique la alianza continúan abiertas. Por eso, no da fechas para empezar a plantear otras opciones que no sean la unión de fuerzas con IU y Equo.

En el trasfondo de este encallamiento también laten las discrepancias entre Izquierda Unida y Podemos sobre la confección de la listas electoral a la Alcaldía de Segovia. La primera aboga por que sea Ángel Galindo quien encabece la candidatura ya que ya atesora una experiencia en la corporación y se trata de una figura conocida por los ciudadanos. Podemos, sin embargo, quiere que sea Guillermo San Juan, recientemente proclamado aspirante al Ayuntamiento de la capital.

Guillermo San Juan, elegido en Podemos con el 92,5% de los votos

Podemos ha publicado los resultados de las votaciones para las primarias de las elecciones locales en 51 localidades de todas las provincias de Castilla y León. En la mayoría de capitales concurría una lista encabezada por un único candidato a la Alcaldía, además de aspirantes no agrupados. Es el caso de las siglas de la formación morada en la capital segoviana. Guillermo San Juan, como era de espera, se ha alzado con la mayoría de los apoyos. El secretario municipal de Podemos en la ciudad y representante de Segovia en Marcha obtuvo casi el 92,5% de los votos (98 de los 106 emitidos).

En el cuerpo de la lista los más votados han sido, por este orden, Ana María del Real, Silvia Martín, Raffaela Galante, José Javier Tomás y Gonzalo Valverde. En todo caso, los resultados no implican que los más votados vayan a ser candidatos a la Alcaldía ni que vayan a figurar en los puestos en los que están clasificados, ya todavía está pendiente concretar si al final hay confluencia, informa Europa Press.