Alberto Serna denuncia «acoso para echarme del PSOE» y acusa a José Luis Aceves de provocarle

José Luis Aceves (izquierda) y Alberto Serna, en la sede del partido. /El Norte
José Luis Aceves (izquierda) y Alberto Serna, en la sede del partido. / El Norte

Afirma que «en estos meses ya son más de una decena los compañeros que, de una u otra manera, han abandonado la organización»

El Norte
EL NORTESegovia

«Llevo siete semanas en completo silencio, observando, haciendo caso omiso a las provocaciones del secretario de Organización y del secretario general del PSOE de Segovia, al fin y al cabo es parte de la estrategia de acoso a la que me han sometido estos últimos meses con el fin de echarme del partido». Así comienza el portavoz del Partido Socialista en la Diputación, Alberto Serna, el mensaje publicado en su perfil de Facebook, en el que alude a la entrevista que El Norte de Castilla publica hoy del cabeza de lista al Congreso y secretario general del partido en Segovia. José Luis Aceves responde a una pregunta sobre sus desavenencias con Serna con el argumento de que «los nombres sobran en un partido político como el PSOE, lo que cuenta es el proyecto»

«Es verdad que todos creemos que el PSOE es un partido donde el proyecto es de las cuestiones más importantes, pero el proyecto lo conforman personas. Hacer de Segovia una mejor provincia debe ser el objetivo, lejos de exclusiones y personalismos», señala el portavoz en la Diputación. En un escenario político como el actual, «hacen falta más que nunca, perfiles que cuenten y trabajen ese proyecto. Como portavoz socialista de la Diputación tengo la suerte de haber visitado a la práctica totalidad de los pueblos de nuestra provincia y de conocer, también, a quienes cuentan diariamente este proyecto, y no a través de notas de prensa sino en la calle y con los vecinos», subraya Serna, quien considera que «de falta de visión política es no dar valor a las personas que integran un proyecto, de prescindir de cualquier compañero o compañera. Y en estos meses ya son más de una decena los compañeros que, de una u otra manera, han abandonado la organización».

El portavoz socialista en la Diputación considera que «si el partido pierde el patrimonio de personas, ya sean jóvenes o mayores con ilusión y experiencia, todos ellos implicados, se quedará en un esqueleto de proyecto, sin corazón que lo guíe». En definitiva, afirma, la labor de un secretario general «es integrar todo el talento y no generar divisiones o pérdidas».