La historia del cuadro encarcelado que podría inspirar la nueva película de Raúl Areválo

La historia del cuadro encarcelado que podría inspirar la nueva película de Raúl Areválo

Martín Muñoz de las Posadas, al que el cineasta dedicó su 'goya' como mejor director novel, custodia desde 1830 un lienzo de El Greco que permaneció 17 años en el calabozo de la localidad segoviana

SONIA QUINTANA

La localidad segoviana de Martín Muñoz de las Posadas tuvo su 'minuto de gloria' en la gala de los Goya, gracias a la dedicatoria del recién galardonado como Mejor Director Novel, Raúl Arévalo, por su 'opera prima', 'Tarde para la ira', cuyo rodaje finalizó en julio de 2015 en este pueblo de Segovia, al que el actor y director ha rebautizado como «el mejor pueblo del mundo». En el rodaje participaron doscientos vecinos, entre ellos los padres y la tía de Raúl Arévalo. ¿Tendrá ya el cineasta una idea para su próxima película? La historia del cuadro encarcelado de 'su' pueblo podría ser un buen punto de partida.

Martín Muñoz de las Posadas custodia desde 1830 un lienzo de El Greco que permaneció 17 años en el calabozo de la localidad segoviana. El artista pintó este óleo sobre lienzo entre 1590 y 1597 y muestra a Cristo crucificado, acompañado de la Virgen, San Juan y un hombre orante, que podría ser el cura de la iglesia de Santo Tomé en Toledo ya que era, además, aposentador de Navalperal del Campo, en cuyo monasterio se encontraba originariamente este cuadro. El ocaso de este edificio religioso obligó en 1830 a trasladar el lienzo a Martín Muñoz de las Posadas, donde se conserva hasta hoy.

Al parecer Domenikos Theotocopulos regaló el cuadro a Andrés Núñez de Madrid. Debido a que el artista había pintado en 'El Entierro del Conde Orgaz' más personajes o más metros se originó una discusión al liquidar el finiquito y, por la intermediación de Núñez de Madrid, el artista pudo cobrar finalmente. Como muestra de agradecimiento El Greco pintó este cuadro y se lo regaló a Núñez de Madrid. Al morir, éste dejó la obra en herencia a un hermano suyo, abad del citado monasterio de Navalperal del Campo.

Con motivo de la rehabilitación de la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción de Martín Muñoz de las Posadas, para evitar que el lienzo sufriera desperfectos cuando se iniciaron las obras del templo, y con tal de que no fuese almacenado en el Museo Provincial de Segovia, el cuadro fue metido en el calabozo de la localidad segoviana, ubicado en el cuartel de la Guardia Civil, donde permaneció desde el 29 de abril de 1983 hasta el 23 de abril de 2000, junto a un cuenco de agua que mantenía la humedad del ambiente, cuyo contenido era cambiado a diario por los agentes de la Benemérita. Cuando llegaba algún detenido era preciso sacarlo a otra dependencia.

La pintura, conocida como 'La Crucifixión' o 'El Calvario', con una superficie de 173.5 centímetros de alto por 114 de ancho, catalogada con el número 78 de los cuadros pertenecientes a Domeniko Theotokópulos, El Greco, según el Patrimonio del Estado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos