Ciclismo, fiesta y chuletas

Camilo Esteban se impone en un ajustado esprín. /
Camilo Esteban se impone en un ajustado esprín.

El colombiano Camilo Esteban Forero vence en la popular carrera cuellarana

DANIEL MARTÍNcuéllar

La quincuagésimo quinta edición de la Clásica de la Chuleta tuvo color cafetero tras un ajustado esprín en el que Camilo Estebanse, corredor del Construcciones Paulino, se impuso a Juan Manuel Gutiérrez, del EC Magro, y a David Civera, del Caja Rural RGA.

Estos tres corredores se jugaron la victoria final tras distanciarse de otro grupo de tres, formado por David Francisco, Jaume Sureda y Mikel Azkoitia, que llegaron a continuación tras coger la escapada definitiva.

El buen tiempo acompañó durante el desarrollo de este domingo de cacho, con mucha afluencia de público, primero por las calles de la villa y después en los pinares para rendir un merecido homenaje al nombre de esta carrera ciclista. Y es que además de animar a los 200 corredores participantes, el público disfrutó de todo tipo de viandas a la parrilla.

En el circuito marcado los ciclistas dieron cinco vueltas, para hacer un total de 160,678 kilómetros en esta prueba de categoría elite y sub-23. La serpiente multicolor empezaría a romperse en la segunda vuelta, cuando fueron muchos los valientes que trataron de ganarse el aplauso de los cuellaranos y meterse en la fuga definitiva. El gran trabajo a relevos de estos ciclistas provocó que la distancia entre el pelotón y la cabeza de carrera fuese aumentando, con cerca de una veintena de corredores, entre ellos los grandes favoritos.

El fuerte ritmo, de la carrera, con una media de 43,580 kilómetros por hora, provocó una selección definitiva de seis corredores, que se jugaron la victoria tras superar las cuestas de la villa, en la meta situada en las inmediaciones del Castillo.

Entre los ciclistas destacó la presencia de Miguel Induráin, hijo del quíntuple ganador del Tour de Francia. El joven corredor, bajo los colores del Caja Rural, fue campeón de Navarra en contrarreloj el año pasado y hay muchas esperanzas depositadas en él. Apenas hubo incidencias, salvo el traslado de uno de los corredores al Hospital de Segovia tras una caída, aunque más por protocolo que por heridas de consideración.

En la clasificación general por equipos el triunfo fue para el equipo del ganador, el Construcciones Paulino, seguido del Caja Rural y del Bicicletas Rodríguez. La general por metas volantes fue para Luis Adriano Mansilla.

Subida al Castillo

Otro colombiano, Mario Paz Duque, venció en la VIII Cronoescalada Subida al Castillo en la tarde del sábado. El corredor del Monton Triporter-Oncar fue el ganador de una prueba con 104 participantes. Hizo los dos kilómetros de recorrido hasta llegar a la calle Palacio, junto al Castillo, en 3 minutos y 33 segundos, a una velocidad de 33,803 kilómetros por hora, y superó por tres segundos a su compañero de equipo Rafael Pizarro. A un segundo de este entró el tercero, Ángel Gutiérrez. Un noruego del equipo Andalucía, Erlend Sundstrom llegó en cuarta posición a la meta.

 

Fotos

Vídeos