FÚTBOL - Segunda B

Unionistas busca tres puntos vitales para salvarse y soñar con la Copa

Una acción del duelo de la primera vuelta en Las Pistas. /MARIA SERNA
Una acción del duelo de la primera vuelta en Las Pistas. / MARIA SERNA

Los de Aguirre se enfrentan esta tarde al descendido Deportivo Fabril con el deseo de hacer los números para cerrar ya la permanencia

Isidro L. Serrano
ISIDRO L. SERRANOSalamanca

Sobre las dos y media de la tarde de ayer partía rumbo a La Coruña la expedición de Unionistas CF que esta tarde se enfrentará en un partido «muy importante» en palabras de su entrenador, Roberto Aguirre, que en su encuentro con los medios de comunicación de todos los viernes dejó muestras de las ganas que tiene él personalmente, y todo el equipo, de certificar la permanencia en Segunda B.

Unionistas se medirá a las 17 horas al Deportivo Fabril, un equipo ya descendido que no se juega nada, pero que solo hace una semana plantó cara a todo un Real Madrid Castilla en Valdebebas.

El objetivo de Unionistas es claro, lograr los tres puntos que supondrían la salvación. El equipo de Aguirre se salvaría matemáticamente del play-out si gana en La Coruña y el Burgos, que se enfrenta al Valladolid B, o el Salamanca CF UDS, que juega en el Helmántico ante el también descendido Navalcarnero, no ganan sus partidos.

Además, Unionistas evitaría el descenso directo si gana, en cualquier caso, y también empatando o incluso perdiendo ante el Fabril, si el Rápido de Bouzas pierde o empata su partido en casa ante Las Palmas Atlético.

Unionistas tiene todas las opciones a su favor en caso de ganar el partido y con esa ambición han viajado los jugadores de Aguirre que no se fían del rival, y menos en su campo donde seguro que querrá dar una alegría a su afición.

Después de la gran victoria de la semana pasada en Las Pistas ante el CD Guijuelo en el derbi los de Roberto Aguirre llegan con la moral por las nubes, conscientes de que tienen el objetivo de la temporada en la palma de la mano.

Pero el equipo quiere el premio de la Copa del Rey e intentará sumar el máximo de puntos posibles hasta el final de la temporada, a falta aún de que se conozca el nuevo formato de clasificación para la próxima competición del KO. Una de las propuestas más favorable sería la de que jugasen este torneo los siete primeros clasificados, lo que haría que, si se excluye como hasta ahora a los filiales (en este caso Castilla y Atlético B), podría jugar la Copa hasta el noveno clasificado. Y Unionistas es actualmente el décimo.

Aguirre

De todas estas cosas y del tipo de partido que espera encontrarse habló Aguirre ayer en rueda de prensa. El entrenador aseguró que el partido ante el Deportivo Fabril se ha preparado «igual que el anterior fuera ante el Salamanca, o el de casa ante el Guijuelo», porque es un partido que puede certificar la permanencia y no quiere ningún tipo de relajación. «No miramos la clasificación en toda la semana. Afrontamos el partido pensando que vamos a tener enfrente un buen equipo. Vamos a tener la misma dificultad que nos aparece cada jornada para sacar el partido adelante. Nos miramos a nosotros mismos para hacer un buen partido», aseguró Aguirre, dejando clara la importancia que le da al partido de esta tarde.

El míster del equipo blanquinegro añadió que «nosotros intentaremos tener un comportamiento en la normalidad. Siempre hay cabida en algún tipo de variante. Buscamos el poder estar los noventa minutos con un comportamiento estable, seguridad y pudiendo encontrar el camino en ataque para hacer goles. Queremos ser protagonistas en todas las facetas para tener autoridad en el partido».

Además, el entrenador anunció alguna novedad en cuanto a la situación de la plantilla, ya que «Juanmi y Guille no entran en convocatoria. Les falta poco. También es baja Javi Navas, que anda con algún problema de sobrecarga en la zona de la rodilla y esta semana han aconsejado desde la parte médica que pare unos días. No es nada importante, pero nos han aconsejado que descanse unos días».

Como suele ser habitual en Aguirre, no quiso mirar más allá del partido de mañana en A Coruña. «El objetivo es la permanencia. Al final, matemáticamente todavía faltan puntos. La Copa del Rey, ya solo que podamos pensar en ella es un premio a toda la temporada y es un estímulo para lo que falta, pero primero hay que sumar los tres puntos ante el Fabril y después seguir trabajando».

Sobre la posibilidad de dar descanso a alguno de los habituales y realizar algún tipo de rotación, el técnico también fue bastante claro y aseguró que «pienso en el partido de la misma manera que pensaba en el anterior contra el Guijuelo. Con la misma exigencia y con la misma responsabilidad. Parto de ese posicionamiento para tomar decisiones. Es un partido importante el que tenemos en A Coruña».

Y todo ello, porque no espera un partido fácil ante el último clasificado del Grupo I de Segunda División B. «Es un equipo que compite bien y lo hemos visto muchas veces esta temporada. Vamos a encontrar un rival ordenado y con responsabilidad porque aunque su situación no es la mejor, ya se vio en Valdebebas ante el Castilla que no va entregar el partido en ningún caso», sentenció.