«Los triunfos electorales no se consiguen solo con el 'no es no'»

«Los triunfos electorales no se consiguen solo con el 'no es no'»

El exdirigente socialista Nicolás Redondo afirma en el Foro Económico de El Norte de Castilla que «los españoles han votado bien, para que los grandes partidos pacten»

D. BAJO / WORD

El exsecretario general de los socialistas vascos, Nicolás Redondo Terreros, ha participado esta mañana en una nueva edición del Foro Económico de El Norte de Castilla. La reunión, celebrada en el hotel Tryp Montalvo, ha estado patrocinada por Global Exchange, CGB Nuevas Tecnologías y Laboral Kutxa.

Nicolás Redondo ha repasado la situación política nacional y ha sido muy crítico con las posturas maximalistas de algunos partidos y con el «impuesto» de los partidos nacionalistas por sus apoyos en el Congreso de los Diputados.

A su juicio, el «gran conflicto» que afrontan la sociedad y la política nacionales es el desafío independentista de Cataluña. El resto de problemas son «menores» en comparación. La solución se antoja «complicada» porque «no se tomaron las medidas políticas oportunas cuando se tuvieron que tomar» y porque después de la Transición «se cometieron errores» como aceptar que la vida política dependa en última instancia de los deseos de los nacionalismos. Nicolás Redondo se mostró «radicalmente en contra» de este fenómeno que «ha debilitado» al Estado. «Esa dependencia no es buena. Se puede remediar, aunque cueste mucho iniciar ese camino».

Así, cree que los principales partidos constitucionalistas (PP, PSOE y Ciudadanos) están «obligados a ponerse de acuerdo en tres cuestiones», gobierne quien gobierne: no modificar la Constitución ni los estatutos de autonomía sin el acuerdo de los tres; hacer «prescindibles» los votos nacionalistas en el Congreso para determinadas decisiones y pactar una política común en Cataluña. «No es tan difícil si se lo exigimos. Sería la reafirmación del espíritu de 1978. Sería lo contrario a la situación actual, que es desagradable» y que ha provocado que parte de la opinión pública «se aleje de la política, se inhiba o se radicalice».

Para el exdirigente socialista, la sociedad española ha escrito un mensaje a los grandes partidos y éstos no quieren o no saben leerlo. Podemos y Vox han obtenido resultados «irrelevantes» y la mayoría ha optado por apoyar «el gran espacio político del centro. Eso es lo que ha votado la gente, los pactos desde la moderación, pero otra cosa es lo que hagan los políticos». Los españoles «han votado bien, para que los grandes partidos pacten. Y si no lo hacen es porque no quieren». «Lo malo de todo es que han empequeñecido la política», apostilló en referencia a los actuales líderes de cada partido, a quienes también criticó por haber «embarrado» la situación y por estar hablando de pactos para que la quinta fuerza más votada pueda gobernar un ayuntamiento o para que haya cambios pactados a los dos años en las alcaldías, como la propuesta de Ciudadanos para la ciudad de Madrid, con lo que se mostró en desacuerdo.

Bien común

Nicolás Redondo comparó el gran logro político reciente, la Transición, con la situación actual. En aquel momento «todos los partidos renunciaron a algo» para alcanzar acuerdos y encauzar el camino de la democracia y «todos, menos los nacionalistas, superaron sus propias siglas. Miraron por los intereses generales» y, años después, «ganaron las elecciones. Los pactos no están reñidos con la rentabilidad política. Los triunfos electorales no se consiguen sólo con el no es no, sino con pactos y acuerdos, pero eso se ha ido olvidando», lamentó. Ensimismarse en las propias siglas conduce «a las trincheras» ideológicas.

Esta tónica política tiene consecuencias en el día a día. La posibilidad de que no haya acuerdo de Gobierno y que se repitan las elecciones sobrevuela por todo el país. Redondo Terreros cree que, personalmente, él convocaría elecciones si no fuera capaz de llegar a un pacto con PP o Cs. «Yo no dependería del PNV o de Podemos. Sería muy arriesgado». Además, opina que Sánchez es más 'temerario' que Rajoy y le ve capaz de volver a llamar a las urnas. Nicolás Redondo ya defendió la abstención del PSOE para investir a Rajoy y ahora argumenta que PP y Ciudadanos «deberían buscar la fórmula» para la gobernabilidad. No pide que «sea gratis» y defiende que tanto PP como Ciudadanos pueden «proponer condiciones mínimas» para «permitir la investidura o para participar en el Gobierno».

Para el político vasco, España se encuentra en «un momento muy delicado» y «a la vuelta de la esquina» podría verse afectada por «una nueva crisis económica», de ahí la importancia, según sus palabras, de que haya nuevo Ejecutivo.