FÚTBOL - Segunda B

La seriedad atrás y Molina le dan un punto de oro a Unionistas para arrancar la segunda vuelta (0-0)

Instante en el que Molina detiene el penalti a Arruabarrena. /USCF
Instante en el que Molina detiene el penalti a Arruabarrena. / USCF

El meta detuvo un inexistente penalti en el minuto 59 y el equipo salmantino empata en el histórico Pasarón ante el quinto clasificado

OPTAPontevedra

Unionistas Salamanca no ha tardado ni un partido en olvida la inesperada goleada ante el colista. El equipo salmantino, que vio hace una semana cómo el Rápido de Bouzas cerraba su racha de doce partidos seguidos sin perder, ha empatado sin goles esta tarde en el histórico Pasarón ante el Pontevedra, quinto clasificado del grupo I. El equipo charro inicia de esta forma la segunda vuelta, volviendo a sumar y se queda colocado en el octavo puesto con 29 puntos a cuatro puntos del play-off de ascenso y a ocho del descenso.

En un duro choque para los de Aguirre, que colocó el mismo once de inicio que gue goleado por el colista con la única novedad de Góngora en el lateral tras cumplir su sanción, el meta Carlos Molina fue el gran protagonista al detener en el minuto 59 un penalti inexistente que pitó el colegiado. El cartagenero se lanzó como un felino hacia su izquierda y evitó el tanto del Pontevedra. No señaló sin embargo el colegiado uno sobre Albisua en la primera parte, en el minuto 41, por derribo dentro del área al centrocampista vasco.

Fue un partido en el que el Pontevedra tuvo a los de Salamanca a su merced en todo momento, un duelo de muy disputado, de lucha y brega en el que los dos equipos demostraron encontrarse en una gran forma.

El Pontevedra fue quien dominó en el juego, pisando mucho más el área rival que Unionistas y obligando a la defensa visitante a aplicarse a fondo. Con Edu siendo mero espectador del encuentro, el peligro de Unionistas consintió en centros laterales que no encontraban rematador.

Luismi apostó de nuevo de inicio por sus dos hombres gol; Arruabarrena y Javi Pazos. De ellos fueron las ocasiones más claras del partido. A los 20 minutos de la primera parte el delantero vasco tuvo la primera oportunidad clara del encuentro en un remate, casi sin querer, a centro de David Castro. Pazos, por su parte, tuvo minutos después otra buena ocasión de abrir el marcador en un remate dentro del área pequeña que un defensa de Unionistas sacó bajo palos.

La contienda se pudo decantar cercana la hora de juego cuando el colegiado señaló penalti sobre Romay en un agarrón que claramente se había realizado fuera del área. Arruabarrena tomó la responsabilidad de lanzar la pena máxima y Molina se alzó como héroe del Unionistas para detener el disparo adivinando bien la trayectoria.

Ese error fue el factor a repetir en lo que quedaba de encuentro. Con los pupilos de Luismi Areda totalmente volcados en busca de un tanto que incluso podría haberles colocado de segundos en la clasificación, nadie fue capaz de ver puerta mientras Molina, bajo palos, y Admonio en el centro de la defensa salmantina se erigían como auténticos gigantes. En los minutos finales Manjón tuvo una clara ocasión para marcar pero también en el 93, Piojo evitó bajo palos el tanto de los locales.

 

Fotos

Vídeos