La provincia no olvida a sus seres queridos en el Día de Todos los Santos

Vecinos e hijos del pueblo de Salmoral regresaron ayer al cementerio para recordar a sus seres queridos./WORD
Vecinos e hijos del pueblo de Salmoral regresaron ayer al cementerio para recordar a sus seres queridos. / WORD

Los cementerios de los pueblos se llenan de flores, de oraciones y de visitas de familiares para recordar a los que ya no están entre nosotros

M. J. GUTIÉRREZ Y S. G.

La festividad de Todos los Santos no pasó inadvertida ayer en los pueblos de la provincia de Salamanca, donde los cementerios se llenaron de flores, oraciones y visitantes para recordar a todos los que ya no están con nosotros, a los que fallecieron hace mucho tiempo o poco, a los que se fueron siendo niños, jóvenes, adultos o mayores. Todos recibían ayer el cariño de sus seres queridos.

La mayor parte de los cementerios contaron, además, con la visita de los sacerdotes para rezar por los fallecidos, siendo en ese momento en el que se aglutinaba un mayor número de personas, aunque en todos ellos la afluencia fue constante durante toda la jornada.

En algunos pueblos, además, como fue el caso de La Alberca, Cristóbal o San Esteban de la Sierra, la festividad de Todos los Santos coincidió con el entierro de alguno de los vecinos o descendientes del pueblo, por lo que hubo un mayor número de personas y también de flores y coronas en el cementerio, además de misa antes de realizarse el entierro.

En todos estos pueblos, y en la mayor parte de la provincia, el buen tiempo acompañó, por lo que las visitas se alargaron en el tiempo, puesto que no faltaron los saludos entre todos aquellos que hacía tiempo que no se veían, convirtiéndose los camposantos en los centros neurálgicos de esas localidades durante la jornada. Aún quedan tres días más en los que los cementerios recibirán a un buen número de personas que aprovecharán, en muchos casos el puente, para acercarse a los municipios de sus antepasados.

En el caso de la localidad de Ciudad Rodrigo el ir de venir de personas fue una constante a lo largo de todo el día, sobre todo, hacia el mediodía y a primera hora de la tarde.

En lo que va de año, en este cementerio municipal mirobrigense han sido enterradas 110 personas, 45 menos que el año anterior, según los datos facilitados por el Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo.

La ocupación total del cementerio desde que se tiene registro es de 14.169 difuntos.

Según estas fuentes, la mayor demanda a la hora de enterrar a los seres queridos son los nichos y los precios varían desde los 700 euros de los columbarios a los 1.252,64 euros de los nichos de las tres primeras filas. Asimismo, se ha informado que a lo largo de esta legislatura se han construido nuevos nichos y se han ejecutado otra serie de mejoras en el camposanto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos