Prevén 61.000 desplazamientos por la provincia este fin de semana

Controles en una carretera de Salamanca./LAYA
Controles en una carretera de Salamanca. / LAYA

La DGT calcula que otros 54.000 coches viajarán por Salamanca con motivo de las fiestas de Reyes de los días 5 y 6 de enero

REDACCIÓN / WORDSALAMANCA

El viernes comienza la segunda fase de la operación especial de tráfico con motivo de las fiestas navideñas. Por las carreteras de Salamanca, según cálculos de la DGT, se desplazaran 234.000 vehículos durante todas las navidades. Los primeros 72.000 correspondían a la primera fase, que concluyó ayer. La segunda fase, que empieza el día 28 y termina el 1 de enero, prevé 61.000 desplazamientos a lo largo y ancho de la provincia. La tercera y última fase (del 4 al 7 de enero), otros 54.000 coches. El resto, hasta los 234.000, se trasladarán en los días restantes entre semana. En cualquier caso, advierten de que el periodo de tiempo entre las 18:00 y las 22:00 horas es el más desfavorable para coger el coche.

La coincidencia de estos días con las fiestas navideñas, celebraciones familiares y vacaciones escolares y universitarias «originan un aumento significativo en el número de desplazamientos, tanto de corto como de largo recorrido, cuyos destinos principales son zonas de montaña para la práctica de deportes de invierno; lugares de segunda residencia, áreas de grandes centros comerciales y zonas de atracción turística invernal», explican en Tráfico.

Las autoridades recuerdan que hay cuatro puntos «potencialmente conflictivos» en Salamanca (la travesía de Fuentes de Oñoro, el enlace con la autovía de la N-620, la glorieta de Buenos Aires y la glorieta de la SA-20, en las inmediaciones de Santa Marta.

Además, creen que hay otras cinco vías que pueden dar problemas en función de las condiciones meteorológicas (A-66 desde el límite de la provincia a Calzada de Valdunciel; A-66 en la zona de Cuatro Calzadas; el tramo Guijuelo-Béjar especialmente en el puerto de Vallejera; la A-50 desde el límite de la provincia a Encinas de Abajo y las subidas a La Covatilla y la Peña de Francia).

La DGT ha movilizado a sus medios humanos y técnicos (12 helicópteros para vigilar el norte de la Península, por ejemplo) para vigilar la conducción y tratar de evitar cualquier posible incidente.