El movimiento vecinal de Comuneros premia a la USAL y al Casino

El rector recibe el botón charro otorgado por la asociación vecinal, con Estella a su izquierda. /M. SERNA
El rector recibe el botón charro otorgado por la asociación vecinal, con Estella a su izquierda. / M. SERNA

El rector Ricardo Rivero y Alberto Estella reciben el botón charro como señal de distinción por su labor al frente de ambas instituciones

RICARDO RÁBADE / WORDSALAMANCA

Los vecinos del Alto del Rollo y Comuneros rindieron tributo ayer a la labor que vienen desarrollando la Universidad de Salamanca y el Casino. El homenaje tuvo lugar en la sede del centro cívico municipal Miraltormes, situado en la calle Lugo, en el marco de las fiestas iniciadas el pasado 25 de agosto bajo la organización de la asociación de vecinos Los Comuneros-El Alto del Rollo. La presidenta de este colectivo vecinal, Marisa Martín, ensalzó las virtudes personales y los méritos profesionales del rector de la USAL, Ricardo Rivero, y del presidente del Casino, Alberto Estella, quienes recibieron el botón charro de oro y brillante como señal de distinción por la actividad que vienen desplegando las dos instituciones a las que representan, como son la USAL y el Casino.

El rector destacó que el galardón supone ahondar en la estrecha vinculación de la Universidad de Salamanca con la ciudad, en concreto con el barrio del Alto del Rollo y Comuneros. También felicitó a Alberto Estella por el premio, recordando que el actual presidente del Casino fue un protagonista activo de la Transición española, que arrancó en el año 1977 abriéndose el camino hacia la democracia y la libertad en nuestro país.

Durante las palabras que dirigió a los numerosos vecinos que asistieron al vino de honor que se ofreció en la sede del centro municipal Miraltormes, Ricardo Rivero resaltó que Salamanca es conocida como «la ciudad dorada» y que muchas de las demostraciones folclóricas localizadas «al otro lado del Atlántico» se han inspirado y tienen un nexo directo con Salamanca.

Por su parte, Alberto Estella tuvo, al igual que el rector, palabras de especial agradecimiento para el movimiento vecinal de Comuneros por la distinción concedida y subrayó que el Casino de Salamanca es actualmente «una institución abierta tanto a la ciudad como a la provincia».

En el turno de intervenciones, Marisa Martín también explicó que la labor que viene desarrollando la Universidad de Salamanca se traduce, por ejemplo, en el quehacer científico que protagonizan entidades como el Centro de Investigación del Cáncer, al tiempo que recordó que este año la institución académica está conmemorando los 800 años de su fundación. Respecto a Alberto Estella, Marisa Martín enalteció su intensa trayectoria profesional como abogado y su faceta política, esta última salpicada, por ejemplo, por momentos de especial resonancia histórica, como fue el truculento episodio que soportó en el Congreso de los Diputados el 23 de febrero de 1981, cuando era parlamentario por la desaparecida Unión de Centro Democrático (UCD) y colaborador estrecho de Adolfo Suárez y tuvo que enfrentarte a la violenta irrupción del coronel Tejero en el hemiciclo de la Carrera de San Jerónimo y al intento de golpe de Estado del 23-F.

Entre los asistentes al acto figuraron la subdelegada del Gobierno en Salamanca, Encarnación Pérez, así como representantes de la corporación local del Consistorio, como el tercer teniente de alcalde y concejal de Hacienda, Fernando Rodríguez; el edil socialista Arturo Santos, así como el portavoz municipal de Ciudadanos, Alejandro González Bueno.

Previamente al homenaje, se ofició una misa castellana en la parroquia San Francisco y Santa Clara con la participación del grupo de charros de la asociación cultural La Charrita.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos