«Es importante la formación específica para directivos, aprendes y te reciclas»

María José Aguilar./WORD
María José Aguilar. / WORD

La directora general de Exclusivas Aguilar y gerente de BricoCentro nos explica su experiencia en el Programa de Desarrollo Directivo de IME Business School

RICARDO RÁBADE / WORDSALAMANCA

Entrevistamos a María José Aguilar, directora General de Exclusivas Aguilar y gerente de BricoCentro, empresa dedicada al bricolaje con sede en Salamanca y tiendas en toda España, y actual alumna en esta promoción de 2019 del Programa de Desarrollo Directivo en IME Business School, la Escuela de Negocios de la Universidad de Salamanca para directivos, empresarios y profesionales con alta responsabilidad directiva cómo es la suya en Brico Centro.

–¿Qué ha supuesto para ti el reto de dirigir una empresa como Exclusivas Aguilar?

–Estar al frente de una empresa no siempre es tarea fácil. En mi caso concreto ha habido dos factores fundamentales que lo han hecho mucho más sencillo: al ser una empresa familiar, lo viví desde muy niña. Siempre supe que quería dirigir esta empresa; ya desde mi etapa universitaria he intentado que mi formación estuviera encaminada a cumplir ese objetivo de la manera más profesional posible. Soy de las que piensa que con mucho trabajo, ilusión y ganas, puedes conseguir cualquier reto que te propongas y yo he tenido la suerte de que haya sido así. Y en segundo lugar, y además lo más importante, es estar rodeada e ir de la mano de un equipo extraordinario de personas. Mi hermana, Loli Aguilar, al frente de producto, y ambas acompañadas por unos excelentes profesionales, en los que hemos podido delegar tareas, lo que nos ha permitido crecer y llegar a ser una empresa referente en el sector Retail, concretamente en el del Bricolaje.

–¿Puedes contarnos algo más de tu empresa y el proceso llevado a cabo para llegar hasta donde lo ha hecho?

–En el año 1975, nuestro padre, José María Aguilar, fundó la primera empresa del grupo Exclusivas Aguilar, dedicada a la distribución y fabricación de artículos de pintura y decoración. Hace ahora 25 años, en 1994, apostamos por un formato que hasta ese momento no existía en Salamanca, una mediana superficie de bricolaje.

Al poco tiempo, nos asociamos con el grupo burgalés Leal Decoración para poner en marcha la compañía ATB, que inicialmente era una central de compras y hoy en día es la única empresa de capital 100% español (castellano y leonés concretamente) líder en el mercado de la franquicia del bricolaje.

En 2004 abrimos nuestro segundo centro propio en la ciudad de Ávila.

Este año, en el 25 aniversario, hemos realizado el cambio de marca, BricoAguilar es ahora BricoCentro, unificando así la marca de los 17 centros de bricolaje (que serán 18 en las próximas semanas) con los que contamos en toda España. Nuestras tiendas destacan por su imagen cuidada y moderna, donde los clientes pueden realizar sus compras de forma cómoda y agradable, ofreciendo un surtido de productos que cubre las actuales necesidades de cualquier consumidor dentro de un formato de establecimiento de entre 1.500 y 3.000 metros cuadrados.

Con este cambio de marca se pretende transmitir a nuestros clientes la fortaleza que una franquicia como BricoCentro posee a día de hoy, pero sin perder los rasgos característicos de nuestra empresa: un establecimiento de confianza destacado por la cuidada atención a sus clientes.

«El PDD me pareció una gran oportunidad para aprender, reciclarme y poder compartir o intercambiar experiencias»

–¿Por qué apostaste por la formación del Programa de Desarrollo Directivo en IME Business School?

–Cuando me ofrecieron el PDD, me pareció una gran oportunidad para aprender, reciclarme, con una formación específica para directivos, y al mismo tiempo poder compartir o intercambiar experiencias con ellos. Un programa en la Escuela de Negocios de la Universidad de Salamanca, con el prestigio y garantía que eso conlleva.

Si tuve alguna pequeña duda fue porque, como todos, no tenía claro que tuviera tiempo para hacerlo, pero el horario y calendario de sesiones que ofrecen, hace que sea muy llevadero y perfectamente compatible con tu trabajo y vida personal.

–¿Qué destacarías de la metodología impartida en IME Business School y el Programa de Desarrollo Directivo qué estas cursando?

–En primer lugar, me gustaría dar la enhorabuena a Julio Pindado, Jesús Galende, Javier Resano, Luis Alberto Pastor y, en general, a todo el equipo del IME. Creo que están haciendo un trabajo estupendo fomentando la formación empresarial a todos los niveles a través de IME Business School y la Universidad de Salamanca. Sobre el Programa de Desarrollo Directivo, resaltaría dos cosas. La primera, la calidad de los docentes. La mayoría de los ponentes son directivos de empresas en activo, que proceden de un amplio número de sectores y tipos de compañías. Esto genera una riqueza formativa excelente, permitiéndonos compartir experiencias muy distintas y aprender de ellas. En segundo lugar, destacaría que es un programa totalmente práctico. Cada vez que terminamos una sesión, puedes fácilmente aplicar al día siguiente 2 o 3 conceptos aprendidos en tu día a día como directivo. Todo esto unido al compañerismo existente entre los participantes, genera un ambiente inmejorable de aprendizaje.

–¿Qué te han parecido los profesores? ¿Cuál te ha gustado más y por qué?

–Como ya he comentado, estamos encantados con la calidad del profesorado. Con todos en general. Simplemente por mencionar a alguno: Santiago Sousa, experto en comunicación que en la primera sesión del programa nos hizo pasar a alguno por más de un apuro para presentarnos, una prueba que nos enseñó a perder el miedo a hablar en público; Pablo Fernández Guerra, director en PWC, un excelente profesional con el que aprendimos las responsabilidades que tenemos como empresarios o directivos de una forma totalmente cercana y amena. Fernando Piérola, experto en recursos humanos que nos enseñó, por ejemplo, la diferencia entre selección y atracción de personal. Y por supuesto Jesús Galende, tanto en su labor de docente, como de director del PDD.

–Dada su experiencia profesional, habrá conocimientos que ya los tendrías pero, ¿te ha permitido las materias de las que ya tenías nociones pulir tus conocimientos y herramientas relacionadas con estas asignaturas?

–Por supuesto, cuando ya tienes una experiencia profesional, la formación que recibes es aplicable desde el minuto uno. Recibimos formación sobre habilidades directivas, deberes y responsabilidades de los directivos o empresarios, finanzas, decisiones estratégicas, comunicación, selección de personal, gestión del tiempo, políticas comerciales o de aprovisionamiento, negociación, transformación digital,… abarcando todos los campos de la empresa. Si a esto añades, la cercanía de los miembros del IME, siempre dispuestos a ayudarte, atentos a nuevas sugerencias y el intercambio de experiencias con los compañeros del programa, te diría que durante la sesión formativa ya estás poniendo en práctica lo que estás aprendiendo.

Estoy aprendiendo, mucho, gracias a la calidad de los contenidos de las sesiones, de los docentes, y a los compañeros del programa, profesionales de distintos sectores con un alto perfil directivo. La suma de todo hace que recibamos una formación enfocada a la realidad de la empresa, del día a día.

«La mayoría de los ponentes son directivos de empresas en activo, que proceden de un amplio número de sectores y tipos de compañías»

–¿Cómo destacaría el rol de la mujer en el mundo de la dirección de empresas?

–El progreso de las mujeres en puestos de alta dirección aún es bajo en España, tan sólo el 27% ocupan puestos directivos. Es un mal dato, teniendo en cuenta que cada vez más mujeres se incorporan al mercado laboral y que la sociedad demanda que ese porcentaje ascienda.

Si una empresa aprovecha únicamente la mitad (o incluso menos) de las personas con talento que tiene en plantilla, está limitando su crecimiento. La solución a este problema pasa porque empresas y mujeres tomemos medidas. Desde la empresa, comprometerse a apoyar a las mujeres que ocupan cargos directivos o cualquier puesto de responsabilidad, ofreciendo mayor flexibilidad para poder conciliar vida familiar o personal y profesional. En cuanto las mujeres, debemos postularnos para esos puestos y asumir que estamos preparadas para ello. Sencillo no es, pero puedo asegurarte como madre trabajadora, que se puede conseguir. Y por último y yo diría que lo más importante, necesitamos un gobierno que se implique y que tome medidas al respecto: ayudas, subvenciones, que beneficien a ambas partes.

Personalmente no confío en las actuales políticas de género o igualdad que puedan llegar a diferenciar a hombres y mujeres. Confío en el talento y capacidad de trabajo de cada persona.

«El progreso de las mujeres en puestos de alta dirección aún es bajo en España, tan sólo el 27% ocupan puestos directivos»

–¿Cree que este tipo de formación es una forma de incentivar la presencia femenina en los puestos de responsabilidad?

–Creo que este tipo de formación es necesaria como proyección profesional para cualquier persona, hombre o mujer, pero sí me gustaría animar a las mujeres a que lo hagan. En anteriores ediciones había un porcentaje muy bajo de mujeres, de hecho fue una de las cosas que me llamó la atención y les comenté cuando me ofrecieron el programa. Esta cuarta edición ya tiene mayor presencia femenina, y no me cabe la menor duda de que en las siguientes el porcentaje de mujeres participantes se irá incrementando.

–¿Cuáles serán los nuevos retos u objetivos cuando finalices el Programa de Desarrollo Directivo para ti, y para el propio BricoCentro?

–Como diría Julio Pindado: «El mercado no perdona», no podemos estancarnos. Tenemos que seguir trabajando, adaptando nuestro negocio a los cambios del mercado y las necesidades de nuestros clientes. Latransformación digital, el comercio online… el modelo de comercio tradicional está cambiando a un ritmo de vértigo, por ello tenemos que trabajar para que nuestras debilidades se conviertan en fortalezas que nos permitan competir y crecer. Hay que ser dinámicos y, algo fundamental, formar a nuestros equipos para poder adaptarse a estos cambios. En este sentido nos apoyaremos en el IME para la selección y formación de nuestro equipo. Tanto para formar a los profesionales que tenemos actualmente en plantilla, con cursos o formación específica, tengan o no formación universitaria, como para seleccionar determinados perfiles en vacantes que vayan surgiendo.

–¿Qué consejos darías a otras personas cómo tú que quieren impulsar la empresa donde trabajan gracias a una formación complementaria?

–Que no lo duden, recomiendo al 100% un máster o un programa, en este caso en IME Business School. La formación es una necesidad para las empresas, especialmente en un mundo tan globalizado, en constante cambio. Las empresas no podemos obviar todos estos cambios, la formación continua de todos los equipos de la empresa, a cualquier nivel, es una herramienta esencial para estar al día y para poder desarrollar los hábitos necesarios para afrontar todos y cada uno de los retos empresariales a los que nos enfrentamos día tras día.

–Para finalizar, ¿podrías resumir tu experiencia en IME Business School en una sola frase?

–Difícil me lo pones la verdad. Pero me atrevería a decir que en Castilla y León, tenemos la gran suerte de contar con una institución como IME Business School, que forma de manera sobresaliente a las personas y que apoya a las empresas con una extraordinaria generosidad.