«La idea de 'Templvm' es conseguir un nuevo acercamiento al Evangelio»

La artista Puerto García Sierra, en la Purísima. /LAYA
La artista Puerto García Sierra, en la Purísima. / LAYA
Puerto García Sierra - Artista y creadora de 'Templvm'

Las obras de esta artista salmantina cuelgan de los muros y las paredes de la iglesia de la Purísima hasta septiembre

EVA CAÑAS / WORDSalamanca

La exposición de Puerto García Sierra lleva por título una palabra escrita en griego 'pan', que significa 'todo', y detrás de sus obras se esconde el proyecto de evangelización 'Templvm', que llega a Salamanca después de recorrer otros puntos de España y del mundo, como Colombia o Japón.

Esta artistas salmantina ofrece una catequesis muy particular, a través de diferentes expresiones artísticas que durante los próximos meses se pueden ver colgados sobre los muros y las paredes de la iglesia de la Purísima, de la Unidad Pastoral Centro Histórico.

En cada una de sus obras, García Sierra ofrece su visión sobre algunos de los pasajes más significativos del Evangelio, y que le han acompañado a lo largo de su vida de fe dentro de la Iglesia. «'Templvm' es un paralelismo a mi vida, no es una coordinación sino una parte de mí», apunta. Y este proyecto surgió cuando terminó la carrera de Bellas Artes, en el año 2002, en un momento en el que Puerto se encontró con Jesús, «en un lugar que se llama 'El lugar de Jesús', de un sacerdote que asesinaron en Salamanca, de Villares de Yeltes, que se llamaba Juanjo, y me pareció un hombre increíble cuando le conocí allí, en una convivencia». En esa experiencia encontró coherencia, «él te hablaba de la pobreza y vivía pobre, y ahí me encontré con un Jesús como muy cercano».

Y fue en ese momento en el que Puerto García Sierra cuando hacía una oración lo acompañaba de un dibujo, por ejemplo, una escalera o peces. Esta artista conserva la libreta donde hacía cada trazo, «del Evangelio salen los símbolos», y de su libreta pasaron a otro formato mayor como los que se pueden apreciar en la Purísima, «como una forma de que la gente vuelva a acercarse al Evangelio». Algunas de las obras de esta salmantina tienen dos formas de mirarlo, una de noche y otra de día:«Cuando se apagan todas las luces aparece otra cosa que está pintada debajo que de día no se ve», precisa. La técnica utilizada es de pintura luminiscente. El cuadro principal de la exposición es el que ha denominado 'tetracuadro', también hecho con ese tipo de pintura, «con un círculo redondo que tiene que ver con la eucaristía».

El pez es un símbolo que se repite mucho en su muestra, «porque somos pececillos», y como concreta, «se repite el simbolismo de los peces en la Biblia», y ella se identifica con ello. Otro de sus símbolos favoritos es el de la escalera, «de la unión del cielo y de la tierra», o el del círculo, que considera que es muy potente, «como símbolo de la eucaristía».

Dentro de la exposición también tiene su protagonismo la que denomina 'Maleta de la fe', una escultura. Las obras de García Sierra que se pueden contemplar en diferentes zonas de la Purísima no han utilizado ni una sola punta, «se ha protegido, no deja de ser un edificio BIC, las láminas de corcho que cuelgan de los muros de la iglesia están encajados».

La intención de crear esta muestra itinerante siempre ha sido, como ella mismo reconoce, «la evangelización», y el primer cuadro que hizo para ello fue el denominado 'La alianza', que son dos coronas de espinas entrelazadas, después fue 'Pedro', y en el año 2010, tras ofrecer su proyecto en diferentes iglesias y a muchos sacerdotes, «se hizo lento». Pero consiguió exponer dos de los cuadros en el templo de Machacón, «y lo inauguró durante la eucaristía el párroco».

Después, se lo llevaron a Barcelona, a la iglesia del Carmel, en 2013, «y fue en ese momento cuando le pusimos el nombre de 'Templvm'», y tiene que ver con un término eclesial, «con el hecho de atraer un poco a la gente, algo sonoro, porque nosotros también somos templo de Jesús cada uno», y la idea era que se pudiera llevar a más sitios. Aquella exposición estaba formada por unos 22 cuadros y permaneció durante un año.

Desde allí sus obras se fueron al Convento de Santo Tomás de Aquino, en Sevilla, en 2014, y su siguiente destinó fue la parroquia de San Fermín de Madrid, que se llamó 'Contracorriente' (2016). Y una amiga suya se llevó alguna de las obras hasta Colombia, para exponerlas en la iglesia de San Sebastián de Roldanillo. Y en España, el proyecto también ha estado en Guadalajara y en la iglesia de Santa María de la Seu de Ègara en Tarrasa.

Otro de sus proyectos actuales, vinculados a 'Templvm' surgió a raíz de un viaje a Tarso, donde conoció a unas monjas, Hijas de la Iglesia, «que están allí solas, son cristianas en mitad de un mundo musulmán», y quiso que su iniciativa estuviera allí, de una forma que no las comprometiera. «Lo que hice fue dibujar flores, y allí no les van a decir nada, pero que están insertadas en la Biblia, por ejemplo, si hay 101 veces que se repite la palabra lino, en la Biblia, en nuestra traducción, yo he dibujado un cuadro con 101 flores de lino», detalla. Esos grabados los tiene en casa y a las religiosas de Tarso las ha mandado unas copias para que los tengan en la capilla, «y ellas se pusieron muy contentas cuando lo recibieron». En este proyecto lleva tres años trabajando.

Pero el más actual, previo a la muestra de la Purísima, es otro proyecto que está viajando a Japón, «un cuadro que está secuestrado y robado», que son gemelos, son dos cuadros, «uno que se ha quedado aquí, en la Diócesis de Salamanca, que está metido dentro de una maleta y otro que está en Japón», relata. Uno de los cuadros se llama Andrés y el otro Pedro, «como las dos cabezas de la Iglesia, de Oriente y Occidente», y el de allí lo secuestraron en la aduana porque era un cuadro y había que pagar un rescate, «y el de aquí nos lo robaron y lo rescató el hermano mayor de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Despojado». Se trata de cuadros dinámicos, para utilizados, en el caso de Salamanca en Aspace, y en Japón está en manos de lasMisioneras.

Puerto García Sierra también admite que el montaje de la exposición de la Purísima también ha sido toda una experiencia, ya que algunas de las obras cuelgan sobre sus muros a más de 5 metros de altura.«Nos hemos subido a una escalera de grandes dimensiones y lo íbamos colocando», detalla. En total, la muestra de 'Templvm' está conformada por seis cuadros grandes, y después otros diez de menor tamaño, y el principal. La idea es que la muestra se mantenga hasta septiembre, «y pueda ser utilizado durante las catequesis con los niños». Y resalta que para ubicar los cuadros «no he modificado para nada la estructura de la parroquia».

La creadora de 'Templvm' quiere que sus obras se disfruten, y reconoce que muchas veces «cada uno ve una cosa distinta», y otra de las ideas centrales que Puerto García Sierra persigue es que a través de este recorrido por sus obras, tan simbólicas y unidas con la fe,«puedan volver al Evangelio y salir fuera de la Iglesia, para caminar». Porque esta artista cree que al final «todo lo que no se mueve al final se muere». Sin duda, recomienda a los visitantes que puedan ver los dos puntos de vista que ofrecen los cuadros que de noche y de día cambian de concepto. Ella reconoce que le ha costado llegar a un templo salmantino, después de recorrer gran parte de España con 'Templvm'. Son muchos símbolos que espera lleguen a los visitantes para alimentar su fe.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos