Emotiva subasta de tablados en Ciudad Rodrigo en la que hubo homenaje y despedida

Cristian González, Rosario Pérez y el constructor homenajeado, Francisco Bernal. /S.G.
Cristian González, Rosario Pérez y el constructor homenajeado, Francisco Bernal. / S.G.

La plaza quedó adjudicada al completo pagándose 950 euros por uno de los tablados que salió con un precio de 665 euros

SILVIA G. ROJOCIUDAD RODRIGO

Lejanos parecen esos tiempos en los que la subasta de los tablados era sinónimo de bronca y en los que incluso, resultaba más difícil de lo esperado colocar los escasos tablados vacantes.

De los 47 tablados que conforman la plaza tradicional del Carnaval del Toro y las dos puertas, tan solo dos y la puerta de la calle Sánchez Arjona estaban libres pero la puja que se produjo dejó al descubierto el interés que existía. En concreto, los tablados 25 y 26, propiedad de la peña Santa Ana desde el año 1987, fueron adjudicados por 900 y 950 euros respectivamente a Adrián González y Jonathan Hernández. Ambos salían en un precio de 665 euros. La puerta que se tasó en 121 euros se la quedó en 150 euros Juan Luis Cordero.

Pero sin duda, este acto estuvo marcado por momentos muy concretos como la carta de despedida que remitieron al Ayuntamiento los integrantes de la peña Santa Ana y que fue leída a todos los presentes. El aplauso fue generalizado tras escuchar que para los miembros de este colectivo había sido un «verdadero honor» haber formado parte del montaje de esa plaza tradicional, pero las jubilaciones de algunos de ellos y la proximidad de otros, les había llevado a tomar esa decisión.

El concejal de Festejos, Cristian González, anunció que a partir de este año se rendirá homenaje a los montadores más antiguos y en esta ocasión esa mención fue para Manuel Bernal que recibió emocionado una placa de manos de Rosario Pérez, alcaldesa de las águedas.

En un día en el que se supone que mandan las mujeres, en el de Santa Águeda, fue esta alcaldesa la que presidió la subasta en un salón de plenos repleto de hombres. Aellos les agradeció «los esfuerzos para hacer la plaza» y les recomendó «pagar las trampas después del Carnaval».

Para terminar, Cristian González agradeció el trabajo conjunto de montadores y Ayuntamiento en estos cuatro años, «sois uno de los pilares fuertes del Carnaval, sin vosotros la plaza tradicional no sería posible».