EUROLIGA FEMENINA

Elonu da sobre la bocina a Avenida una victoria que puede ser clave ante el Olympiakos (68-69)

Elonu coge un rebote ante el Olympiakos. /FIBA
Elonu coge un rebote ante el Olympiakos. / FIBA

El equipo salmantino logra su cuarta victoria, tercera fuera de casa, en un partido de altibajos en casa del colista para poner fin a una buena primera vuelta de la Euroliga

Juanjo González
JUANJO GONZÁLEZSalamanca

Menos de 48 horas después de caer por un abultado marcador en Girona ante su máximo rival en España, derrota que supuso además la pérdida del liderato de la Liga Femenina, Avenida se ha vuelto a vestir de corto para disputar otro trascendental encuentro de la Euroliga. Y el escenario era una de las catedrales del baloncesto europeo: el pabellón griego de El Pireo de La Paz y la Amistad. El ambiente, eso sí, no imponía tanto como la instalación porque apenas dos centenares de personas seguían el encuentro de su equipo, un Olympiakos que ha debutado esta temporada en la Euroliga y que cuenta sus encuentros por derrotas en el igualado grupo B.

Y el equipo salmantino ha sacado adelante, no sin esfuerzo y en el último segundo superando por el camino alguno de los fantasmas recientes de Girona como las pérdidas, la mala defensa en la primera parte o errores en cómodos tiros, un partido que puede ser fundamental para el futuro. Avenida ha ganado por 68-69 gracias a una canasta sobre la bocina de Elonu. El equipo charro pone así fin a la primera vuelta con un balance de 4 victorias y 3 derrotas, un positivo balance teniendo en cuenta que en la segunda vuelta jugará cuatro partidos en casa y tres muy duros fuera ante los rivales más fuertes: Sopron, Kursk y Fenerbahce. De esta forma, las opciones de estar en cuartos de final siguen intactas para las salmantinas. Elonu ha sido la máxima anotadora del equipo charro con 14 puntos, seguida por Eldebrink con 13 y Robinson con 12.

Belén Arrojo.
Belén Arrojo.

Lino López no hizo cambios en su quinteto inicial, el mismo de las últimas jornadas con Laura Gil en lugar de Erika de Souza. Al equipo charro le costó arrancar: entre el poco descanso, el viaje y el 'coscorrón' no superado ante Girona, el equipo salmantino fue todo el primer cuarto a remolque hasta el minuto 7 ante un rival muy pequeño en cuanto a físico que tenía muchos problemas para defender a Robinson -tanto a ella como después a Erika las defendieron todo el partido con constantes ayudas en el dos para una-. Entre la americana y Eldebrink, que salió a desquitarse desde el arranque de su flojísimo encuentro en Fontajau colocaron el 12-13 que forzó el tiempo muerto local. El Olympiakos, con unos bajísimos porcentajes de tiro en toda la Euroliga, arrancó el partido más acertado de lo habitual para cerrar el primer periodo con 19-21.

La segunda línea de Avenida intentó sin éxito mejorar la identidad defensiva obligando al Olympiakos a llevar sus ataques hasta los segundos finales de sus posesiones pero los tiros de las griegas, algunos inverosímiles, seguían entrando. Tanto que, a pesar de los cinco puntos seguidos de Belén Arrojo, las locales volvieron a comandar el electrónico en el minuto 16 (30-31). Ni siquiera la apuesta por juntar por dentro a Robinson y Erika logró hacer despegar a las azulonas y tras dos pérdidas seguidas penalizadas con canastas fáciles a la contra, Lino paró el partido con 36-33 en el minuto 17:30. La entrada de Silvia y Putnina no arreglaron la situación y al descanso el equipo charro caía por 40-38 ante un rival que está metiendo de media 60 puntos por encuentro.

Una acción del partido.
Una acción del partido.

Avenida salió decidido en la reanudación a apostar por su gran ventaja en el partido: el interior y la defensa. Y con canastas de sus pívots y de Elonu en la pintura, el equipo charro logró un 2-10 de parcial en cuatro minutos y medio (42-48) que forzó el tiempo local. Si a ello se le unieron los triples, dos de Gil y Elonu, Avenida empezó así a cimentar su victoria en El Pireo (46-54). Pero en los minutos finales regresaron los despistes atrás y el Olympiakos se volvió a enganchar en el marcador aunque una canasta en el último segundo de Erika de Souza tras un robo de balón llevó el partido al último cuarto con 52-56 para Avenida.

La mano se le encogió a Avenida en el arranque -solo una canasta, un triple de Asurmendi en seis minutos- y Thomas colocó con un tiro exterior el 59-59 a falta de 4:30 para el final. Hasta el minuto 7 no volvió a anotar y fue con otro triple, ahora de Eldebrink -desaparecida desde su gran primer cuarto-. La igualdad se mantuvo hasta el final. A 29 segundo del final Pavlopoulou adelantaba a las suyas (66-64) y respondía Robinson con un 2+1; pero a seis segundos Spyridopoulou parecía dejar la victoria en Grecia. Tras el tiempo de Lino López, Silvia Domínguez cogió la bola y se la jugó con una entrada a canasta que escupió el aro, pero allí estaba Elonu para recoger el rebote y anotar sobre la bocina una canasta que vale su peso en oro.