El Ayuntamiento cifra la basura generada en la ciudad en 49 millones de kilos al año

Los vehículos encargados de la limpieza de la ciudad retiran los desperdicios esparcidos por la Plaza Mayor tras la multitudinaria celebración de la Nochevieja Universitaria. /LAYA
Los vehículos encargados de la limpieza de la ciudad retiran los desperdicios esparcidos por la Plaza Mayor tras la multitudinaria celebración de la Nochevieja Universitaria. / LAYA

El volumen de residuos representa una media diaria de 0,93 kilogramos por cada vecino

RICARDO RÁBADE / WORD

A ningún mortal le gusta soportar por las noches los desagradables olores que acompañan la cotidiana retirada de las nauseabundas bolsas de basura que se acumulan en los contenedores. Esta estampa nocturna es protagonizada diariamente por los operarios de los camiones del servicio municipal de limpieza, quienes se enfrentan estoicamente a estos ingratos quehaceres. Sin embargo, sin su sacrificada y encomiable labor, la ciudad no estaría, empleando terminología castrense, en perfecto estado de revista para ser retratada fotográficamente e inmortalizada en las redes sociales por los millares de turistas que la visitan y la recorren todas las semanas, maravillados por los encantos patrimoniales, históricos y artísticos de la urbe. La recogida de los residuos es una de las inequívocas y obligadas competencias que tienen asumidas los ayuntamientos y, en el caso del Consistorio salmantino, los trabajadores del servicio de limpieza municipal se emplearon a fondo el pasado año –son los últimos datos que maneja elConsistorio– para retirar casi 49 millones de kilogramos de basura, en concreto y para ser exactos, 48.932.480.

La simple y sencilla operación aritmética permite concluir que cada ciudadano de la capital genera diariamente una media de 0,93 kilos de basura. Este porcentaje se obtiene utilizando como fundamento matemático el dato que aportó el Instituto Nacional de Estadística correspondiente a la población empadronada en el año 2017 en la capital del Tormes, que ascendió, exactamente, a 144.436 habitantes. Es decir, casi un kilo de residuos cada día vinculado a cada vecino residente.

El promedio del año 2017 difiere sensiblemente si se tiene en consideración lo acontecido cada mes. Ponderando estos datos, se desprende que el periodo que contabilizó el mayor volumen de residuos fue diciembre, con nada más y nada menos que 4.340.860 kilos de basura, una cuantía que puede resultar perfectamente explicable por la vorágine consumista que se desata con la llegada de las fiestas navideñas. En el segundo peldaño se aposenta octubre, con 4.231.860 kilos de basura, marzo irrumpe en el tercer puesto  (4.229.400) y el cuarto lugar corresponde al mes de mayo, con 4.210.000 kilos de basura retirados de las calles y plazas. Septiembre también computa unos datos especialmente relevantes (4.195.400 kilogramos), junto con el mes de enero (4.181.040) y junio (4.143.480).

En el otro extremo de la balanza queda relegado, como el mes con menor trasiego y actividad para los trabajadores municipales, agosto, que irradió un volumen de recogida de las basuras cuantificado en 3.626.560 kilos. Ese mes la variable media individual quedó cifrada en apenas 0,81 kilos de residuos por cada salmantino.

Los diferentes tipos de residuos depositados por los ciudadanos en los contenedores que se encarga de recoger Fomento de Construcciones y Contratas (FCC) –la empresa concesionaria de este servicio municipal– incluyen, entre otros, papeles y cartones, envases ligeros y envases de vidrios.También se retiran enseres domésticos, electrodomésticos, ruedas, pilas, fluorescentes, radiografías, residuos que van al punto limpio (ropa, aceites vegetales), residuos orgánicos y escorias.

Actualmente se encuentran repartidos por los diferentes barrios de la ciudad un total de 1.391 contenedores de fracción, de los que 3.200 son de superficie, 44 se encuentran soterrados y 46 son de los conocidos como de 'quita y pon'. El desglose pone de relieve que hay 505 contenedores de papel y cartón en superficie y 29 soterrados, 513 contenedores de envases ligeros en superficie y 29 soterrados, 505 contenedores de envases de vidrio en superficie y 29 soterrados. Además, se contabilizan 18 contenedores soterrados de fracción con 800 litros de capacidad, además de 18 iglúes soterrados de vidrio, cartón y envases ligeros, según las informaciones facilitadas por el Consistorio salmantino.

Vehículos y trabajadores

Respecto a la flota que lleva a cabo todos estos cometidos, se dispone de un total de 130 vehículos para la recogida de la basura y para la limpieza viaria de la ciudad.

Por otro lado, actualmente la empresa concesionaria cuenta con una plantilla que asciende a un total de 460 operarios, una cifra que engloba tanto los trabajadores a tiempo completo como los empleados a tiempo parcial. Dichos operarios se encargan tanto de la recogida de la basura como de la limpieza viaria.

Otra vertiente de especial interés es el reciclaje de los residuos generado.Precisamente, estas misma semana el Ayuntamiento hizo públicos los últimos datos recopilados en relación al reciclaje de vidrio en la capital.Según dichos dígitos, correspondientes al pasado año, los salmantinos reciclaron un total de 1.863.260 kilogramos de vidrio, lo que se tradujo en 12,9 kilos de media por habitante.

Respecto a la tasa de contenerización, Salamanca se sitúa con una media de 270 habitantes por contenedor, contándose en la actualidad con un total de 534 iglúes para los residuos de envases de vidrio instalados por toda la ciudad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos