BALONCESTO - Euroliga Femenina

Avenida lleva al límite al potente Dynamo de Kursk pero Stewart decide al final (56-58)

Las jugadoras de Avenida intentan frenar a la estrella del Dynamo de Kursk, Breanna Stewart. /MANUEL LAYA
Las jugadoras de Avenida intentan frenar a la estrella del Dynamo de Kursk, Breanna Stewart. / MANUEL LAYA

El equipo salmantino tuvo la última posesión para forzar la prórroga o ganar al líder del grupo B pero la entrada a canasta de Silvia Domínguez no entró

Juanjo González
JUANJO GONZÁLEZSalamanca

El potente Dynamo de Kursk impuso la lógica, no sin sudar la victoria hasta el último segundo, para imponerse por 56-58 en Salamanca en la sexta jornada de la Euroliga femenina para mantenerse como líder invicto del grupo B ante un CB Avenida que llevó al equipo ruso hasta el límite pero que acabó encajando su tercera derrota europea del curso, la segunda en su pista. El equipo charro tuvo una última posesión para forzar la prórroga o ganar el encuentro, pero la penetración y posterior bandeja de Silvia Domínguez no entró y la victoria se la llevó el conjunto ruso.

El CB Avenida puso contra las cuerdas al Dynamo de Kursk, al que salvó Stewart y sus 21 puntos, ante un equipo charro que tuvo un gran déficit en el tiro. Solo anotó 12 canastas de '2' en todo el encuentro de 41 intentos, un lastre difícil de sobrellevar ante el poderoso proyecto que esta noche visitó Würzburg. Fue un partido muy defensivo de ambos equipos que lo acabó ganando Kursk, un conjutno que lleva 42 victorias en 43 encuentros en Euroliga en los tres últimos años.

Era un partido especial en todos los sentidos: primero porque visitaba Würzburg uno de los grandes proyectos del baloncesto europeo -líder invicto del grupo-, solo por debajo en presupuesto con Ekaterimburgo -son los dos últimos ganadores de la Euroliga- pero también por la presencia en el Dynamo de dos exazulones como el técnico Lucas Mondelo y Marta Xargay -jugó seis temporadas en Salamanca-, ambos protagonistas de la Euroliga que ganó el equipo charro en 2011, una final en la que también estuvieron otras cinco jugadoras presentes en la pista de Würzburg: Silvia Domínguez, Laura Gil y Erika de Souza en Avenida, y rince y Petrovic en Kursk y jugaron la final con el Spartak. Lucas, Cruz y Xargay tuvieron un grato recibimiento por parte de la afición de Würzburg pero la de Girona ni Cruz tuvieron un acertado partido en la pista (2 puntos cada una).

Kursk partió con su actual quinteto de gala con Cruz y Xargay a los mandos y con Petrovic, Stewart y Tina Charles por dentro (ésta última está en el equipo hasta finales de diciembre porque luego tiene contrato en China con Pekín), mientras que Lino López apostó por el de las últimas jornadas con Silvia, Eldebrink, Elonu, Robinson y Gil en lugar de Erika. Fallos e imprecisiones por parte de los dos equipos hasta que Petrovic abrió el marcador pasados los dos minutos del encuentro.

Como siempre en casa en Euroliga, Avenida salió a comerse al rival por muy poderoso que sea el oponente como en este caso. El equipo charro, que arrancó con muy malos porcentajes de tiro, cargaba mucho el rebote ofensivo y gracias a ello y su acierto enexterior con dos triples de Eldebrink y Robinson comandó el electrónico (14-9) a pesar de la rápidas respuesta en forma de triples de Stewart y Prince. La MVP del último Mundial y de la WNBA, Stewart, dejó su enorme clase desde el inicio y el primer cuarto se cerró con 16-15 para las locales.

El segundo periodo arrancó con polémica por una técnica por protestar a Lino López que permitó a Kursk encadenar un 0-3 para ponerse por delante en 30 segundos (16-18). La gran defensa azulona, muy física e incluso con algún 2 para 1 ante Stewart, ponía en seios aprietos a un conjunto ruso que tenía que tirar de la calidad individual de jugadoras como Petrovic y Stewart para anotar. Un 0-7 de Kursk hizo saltar las primeras alarmas en el banquillo azulón porque Avenida se quedó seco en el punto 21 fallando de nuevo tiros cómodos. El problema no estaba en cómo jugar, sino en el acierto. En el 21-25, las charras solo habían anotado tres canastas de '2' y Avenida -que no es un equipo especialmente tirador de '3' no podía vivir solo más allá del 6,75. Pese a ello, se marchó al descanso solo 26-30 y eso que estaba en 4 de 20 en tiros de '2' 'salvados por los 4 de 11 en triples en una primera parte en la que Breanna Stewart (12 puntos) y Sonja Petrovic (9) marcaron las diferencias.

No varió el discurso charro en el arranque con su fuerte defensa atrás y de nuevo mirando más por fuera que por dentro.

La diferencia es que Eldebrink, a diferencia de la mayoría de partidos en Europa por fin asumió el protagonismo que se espera de ellas. La sueca logró dos triples seguidos para igualar la contienda 32-32 (min. 24). En Kursk y con Breanna Stewart en la pista -bien defendida por Gil-, Vidmer asumió el rol ofensivo con tiros exteriores que lógicamente no tuvieron el mismo efecto que el de la estrella americana y así las locales pudieron incluso ponerse por delante con un nuevo triple, en esta ocasión de Silvia Domínguez entre gritos de 'sí se puede' en el pabellón (39-36, min. 27), que le sirvió para irse al último cuarto por delante 41 -40 cerrando un gran cuarto defensivo -solo encajó diez puntos y eso que las rusas dominaron el rebote ofensivo-.

En el cuarto definitivo, llegaron las precipitaciones en ataque de Avenida, unas pérdidas que había tenido controladas hasta entonces. 'Volvió' al partido además Stewart y el equipo de Mondelo, con un quinteto muy físico en la pista, asestó un duro golpe a su rival con tiros exteriores. Así, a falta de 6.13 se colocó con 43-49, circunstancia que obligó a Lino López a parar el partido con el 2-9 de parcial.

Pero una antideportiva sobre Givens en la reanudación y una canasta sobre la bocina de Gil en penetración ante Stewart levantó de nuevo al pabellón (47-49 a cinco del final). Incluso a tres para el final, Elonu forzó un 2+1 a la contra que igualaba el marcador a 52 tras una acción ofensiva de las rusas con tres tiros marrados.

Avenida entró al último minuto 54-53 pero Laura Gil falló sola un triple esquinado que le habría dado media victoria a las charras: no falló sin embargo en el siguiente ataque Petrovic en la misma posición y a falta de 36 segundos las azulonas estaban dos abajo. Silvia agarró el balón y en una de sus típicas penetraciones empató de nuevo el partido a 28 del final. Tras el tiempo de Lucas Stewart asumió el mando para anotar a 11 segundos y forzar el tiempo local. See la jugó Silvia en una penetración pero el balón dio en el aro y se marchó fuera.

 

Fotos

Vídeos