ATLETISMO

Antonio Sánchez: «Queremos dejar las bases del atletismo español de los próximos ocho años»

Antonio Sánnchez. /MANUEL LAYA
Antonio Sánnchez. / MANUEL LAYA

El exatleta bejarano llevará las riendas del atletismo nacional como mínimo hasta los Juegos Olímpicos de 2020 como nuevo director deportivo de la Federación Española

Juanjo González
JUANJO GONZÁLEZSalamanca

Lo había sido casi todo en el atletismo y hace una semana fue nombrado para el cargo que le 'faltaba'. Antonio Sánchez (Béjar, 22 de septiembre de 1963), explusmarquista español de 200 y 400 metros y olímpico en tres ocasiones (Los Ángeles'84, Seúl'88 y Barcelona'92), es el nuevo director deportivo de la Federación Española de Atletismo. El exatleta y entrenador, pupilo del inolvidable Carlos Gil Pérez, será el encargado de llevar las riendas del atletismo nacional y «se ocupará del desarrollo del atletismo desde la base hasta la élite, contando con la Unidad de Análisis y Apoyo y el Área de Desarrollo y Tecnificación», como rezaba la nota de prensa federativa.

–¿Qué supone a nivel personal?

–Es un reto de intentar hacer crecer el atletismo español en un momento en el que ya lo está haciendo; por otro lado, un poco cerrar el círculo de mi vida en el atletismo:fui atleta, de ahí pasé a entrenador ayudante de Carlos Gil, después entrenador, pasé por categorías menores en la Federación, responsable del sector de velocidad, el Alto Rendimiento... al final es rematar con la dirección deportiva.

–¿Siente que está preparado para ser una de las figuras visibles del atletismo español para los grandes compromisos?

– Llevo mucho tiempo en el atletismo y llevando un sector que poco a poco ha ido creciendo y que ahora es el que más de moda está, el de la velocidad. Además, mi faceta de gestor en el Ayuntamiento de Salamanca seguro que me dará un plus. En la estructura que montó Ramón Cid -su predecesor-hace un par de años había un responsable de Alto Rendimiento que era yo. Ya me encargué de hacer el Plan Estratégico del atletismo español para los próximos ocho años. Y luego hay dos áreas: la de 'Unidad de Análisis y Apoyo' que es más científica para desarrollar nuestro atletismo y luego el 'Área de Desarrollo y Tecnificación' que se dedica a la captación de jóvenes. Yo englobo las tres áreas con dos personas responsables para estas áreas y la dirección deportiva asume el Alto Rendimiento. Luego se nombra un seleccionador que se encargará de la selección y concentraciones. Mi 'trabajo' es ponérselo muy difícil a él.

–¿Al nuevo seleccionador, José Peiró, lo propone Antonio Sánchez o es decisión de Chapado?

–El seleccionador es una propuesta conjunta entre Raúl y yo. También podría haber sido él el director deportivo y yo el seleccionador, el tándem era similar, pero quizá por mi faceta de gestión mi perfil encajaba más en este cargo que tengo.

–Chapado acaba su primer mandato con los Juegos de 2020 en Tokyo. ¿Su cargo llegará hasta ahí?

–Nosotros vamos con Raúl, somos nombramientos de confianza. Es para estos dos años.

–Entonces su primer gran reto son estos Juegos.

–El primer gran reto evidentemente es el 2020 de Tokio. Pero ese campeonato necesita ahora mismo solo matices. Lo que yo voy a dejar y el gran reto es el 2024 y el 2028, esté o no.Si estoy en el 2024 genial y si estoy sentado en mi casa viendo los Juegos, que vea que esos resultados sean por el trabajo que se esté haciendo desde ya. Independientemente de quién esté en el futuro, lo que queremos es dejar las bases del futuro del atletismo español para los próximos ocho años.

–Que la velocidad, su sector, esté tan de moda en el atletismo español con atletas como Bruno Hortelano y Óscar Husillos, seguro que le hará sentirse orgulloso.

–Sí, además de orgullo, también es algo que a nivel sentimental. Todos estos chicos los he conocido con 17 años en concentraciones, escuchando sus problemas, diciéndoles que había que entrenar y estudiar... y que de repente ahora consigan estos éxitos....

–¿Por dónde debe crecer el atletismo español?

–Sin duda por los entrenadores.No digo que no estén formados, que sí lo están, pero debemos darles la posibilidad de que salgan también a formarse al extranjero.

–Pero eso va con que sean profesionales, algo que ahora salvo los que están en centros de alto rendimiento, no lo son.

–Sí, además de esa profesionalización, también tenemos que darles la opción de crecer y compartir su experiencia con otros.

–¿Qué diría ahora Carlos Gil Pérez si le viene a usted en un cargo que ya ostentó él?

–Bueno... Él fue quien me engañó para ser entrenador, no sé si vio en su día que podría llegar aquí. Seguro que estaría feliz de que haya seguido sus pasos. Él puso las bases del atletismo y le dio un gran cambio.

–¿Se acordó de él cuando se lo dijo Raúl Chapado?

–Sí, sin ninguna duda. Carlos lo fue y ese tema afectivo también me llamaba sentimentalmente para aceptar el cargo y decir un 'sí' rotundo'.

–¿De qué se puede beneficiar Salamanca de su cargo?

–Hablamos de formación, de desarrollo... cuestiones en las que creo que nuestra ciudad debe ser un punto. Ahora mismo las sinergias entre la Federación y la pista cubierta o el grado de CAFYD de la Universidad Pontificia, son cosas que antes o después se aprovecharán de ello. Uno no puede mirar para otro lado, yo soy salmantino.

–¿Cómo es su valoración del atletismo salmantino actual?

–Creo que va en la misma línea que el español. Lograr medallas no es fácil pero tenemos atletas, la participación en Nacionales cada vez es mayor y hay gente con opciones de finales e incluso medallas. Además en las categorías inferiores cada vez hay más niños. Y eso unido a la visibilidad que da Álvaro de Arriba o David Alejandro y alguno más, es más que importante.

–¿Dónde puede llegar Álvaro de Arriba?

–Corre en una prueba complicada porque una duda en un metro te deja fuera... pero en una carrera normal es un fijo de medalla europea y un finalista mundial.

–¿Seguirá con su faceta de entrenador de David Alejandro?

–Sí, habrá más ausencias pero sí.

–Salamanca acogerá de nuevo el Nacional sub-23 en 2019.

–Sí. El concepto de la pista que hay en la Federación es que tiene que haber competición porque los resultados son interesantes. Todos los años tiene que haber algo.

–¿Y una prueba internacional?

–Un Europeo es complicado por el aforo pero algún tipo de encuentro internacional que están ahora muy de moda sí que se puede dar en cualquier momento.

 

Fotos

Vídeos