BALONCESTO

Álex de la Vega: «Bendita sea la presión por ganar los títulos en Avenida, jugar para no descender sí lo es»

Álex de la Vega, preparador físico de Avenida. /ÁLEX LÓPEZ
Álex de la Vega, preparador físico de Avenida. / ÁLEX LÓPEZ

El nuevo preparador físico del Perfumerías Avenida señala que «sé que estoy en Salamanca gracias a Lino López»

Juanjo González
JUANJO GONZÁLEZSalamanca

En noviembre cumplirá 33 años y ha llegado este verano de la mano de Lino López para llevar la preparación física del nuevo Perfumerías Avenida. Licenciado de INEF, Álex de la Vega, vive así sus primeras semanas en Salamanca.

–¿Cómo comenzó su relación profesional con Lino López?

–Buff, hace ya bastante tiempo (ríe) Estaba haciendo yo una actividad de técnica individual de baloncesto en un colegio de Ferrol, era en un pabellón que estaba en obras por goteras y yo sabía que allí en unos días Lino López empezaba un campus. Le avisé de las obras por Facebook, ni siquiera tenía su teléfono. Yo le conocía de su etapa de jugador pero no tenía relación con él. Ese fue el primer contacto, luego me digo que si me apetecía estar en el campus, y ahí empezó todo. Esto fue en 2011, yo todavía jugaba en EBA y esa temporada me propuso hacer la técnica individual con jugadoras del Uni Ferrol -él ya llevaba un año entrenando al primer equipo-; la temporada siguiente ya fui el preparador físico del Uni Ferrol... y hasta ahora.

–En un principio Avenida 'solo' elige a Lino para esta temporada. ¿Cómo llega usted también al proyecto perfumero?

–Yo estoy en Salamanca gracias a él, lo tengo claro. Eso me hace sentir especial. Yo el año pasado ya veía que Lino había llegado a su trecho en Ferrol y que se iría. Ya habíamos hechos dos semifinales seguidas perdiendo ante Avenida. Yo ya tenía decidido irme a Girona con mi novia y tenía pensado hacer un máster de entrenamiento allí, incluso hablé con el FCBarcelona para allí las prácticas del master. Pero Lino me propuso esta gran oportunidad. Vivir esto en Salamanca, la afición que tiene, la estructura de club... si es que hasta una persona me vino a recoger el primer día para llevarme a la que sería mi casa (ríe). Vivir la Euroliga...

–Es un gran reto y un arma de doble filo venir al equipo que es doble campeón del triplete.

–Yo prefiero darle la vuelta. Yo no pienso que no ganar los tres títulos sea un desastre, me centro en ayudar alas jugadoras en todo para lograrlos. Todos en el club estamos en la misma línea. Pero es que estamos con jugadoras súper profesionales y yo no estaba habituado a eso: antes unas era profesionales, otras trabajaban, otras estudiaban... Aquí hay 10 jugadoras que solo viven y piensan para ganar títulos. Lo que es presión es jugar para no descender y que pueda desaparecer un club. Bendita sea la presión por ganar títulos.

–Han llegado con la pretemporada más atípica, empezando solo con cuatro profesionales.

–Sí, claro que lo es. Esperemos que las que faltan nos lleguen sin lesiones y plenas facultades. A ver cómo llega Silvia. De momento la carga de minutos de todas no está siendo muy importante. He estado y estoy en contacto con todos los preparadores físicos de las selecciones de las jugadoras para saber cómo están y así saber cómo meterlas en la dinámica.

–¿Cómo tiene pensado ir introduciendo a las nuevas en la dinámica del grupo?

–Putnina lega ya este viernes, no sabemos si ya a entrenar. Yo hago con todas una entrevista de valoración:sus objetivos, cómo llegan, ver el nivel físico. Ahora Lino las necesita para que vayan cogiendo los sistemas. El año pasado nos costó mes y medio y eso que estuvimos desde el inicio con todas.

–Seguro que el esfuerzo físico mundialista pasará factura a las jugadoras durante la temporada.

–Las jugadoras han tenido primero mucho volumen de entrenamiento, luego han metido intensidad para intentar llegar en pico de forma al Mundial. Este pico provocará que haya un bajón después y nosotros tenemos que conseguir que en la Supercopa haya esa súper compensación con el mayor número de jugadoras que necesitarán un descanso sobre todo mental.

–Con tan pocas jugadoras en el inicio, seguro que han tenido mucho cuidado con el reparto de minutos con las profesionales en los amistosos.

–Esperaba un buen nivel físico de las jugadoras cuando llegué, pero no uno tan alto. Nos dejó muy tranquilos para la pretemporada. Tenemos un equipo veterano y todas tienen unos grandes patrones de movimiento, así se limitan las posibilidades de lesión. Hemos hablado con ellas en todo momento para que no hubiera problemas.

–Por último, es evidente que en estas condiciones no se llegará en pico de forma a la Supercopa. ¿Para cuando el primero, la Euroliga?

–Con algunas sí en la Supercopa, otras no, pero seguro que con 6-7 sí podremos llegar en un gran momento.

 

Fotos

Vídeos