Fútbol | Primera División

El verde empieza a dominar en Zorrilla tras tres meses de obras

Obras en el Nuevo José Zorrilla durante la mañana de este domingo. / G. Villamil

Los operarios colocaban esta mañana las vallas de publicidad y el antiguo vídeomarcador ha sido retirado

J. A. Pardal
J. A. PARDALValladolid

En catorce días el Real Valladolid disputará frente al Osasuna su primer partido de LaLiga 2019-2020 como local y para esa fecha el Nuevo José Zorrilla presentará un aspecto renovado tras la eliminación de su foso y la ampliación de la grada.

Aunque esas dos son las actuaciones más visibles en el estadio blanquivioleta, lo cierto es que las obras han servido también para cambiar la ubicación de los banquillos, para reformar la bocana de vestuarios y para rebajar la altura del campo en 80 centímetros, lo que ha implicado un cambio total del sistema de drenaje del césped instalado tan solo hace un año.

Tras esa amplia actuación sobre la plataforma sobre la que se dibujará el rectángulo de juego los esfuerzos se centran en estos días en colocar los rollos de césped lo antes posible para que la hierba tenga tiempo de arragiar y presente un buen estado para el partido del próximo 15 de septiembre (18:30 horas).

A mediodía de este domingo se había instalado ya aproximadamente el 80% del verde, mientras que hasta una treintena de trabajadores se afanaban en ultimar detalles como la instalación de las vallas de publicidad u otras actuaciones en el lateral más cercano a la parte oeste del graderío.

También se ha retirado el antiguo videomarcador, aunque por el momento no ha sido instalado uno nuevo.