Fútbol | Primera División

El Real Valladolid regresa a los entrenamientos con Sandro, Alcaraz y Moyano a pleno rendimiento

Javi Sánchez y Sandro durante el entrenamiento de esta tarde. /Alberto Mingueza
Javi Sánchez y Sandro durante el entrenamiento de esta tarde. / Alberto Mingueza

El equipo regresó ayer a los entrenamientos sin los internacionales ni Stiven Plaza y con Luismi al margen

J. A. Pardal
J. A. PARDALValladolid

Tras tres días y medio de descanso, los futbolistas del Real Valladolid regresaron durante la tarde de hoy al trabajo para preparar el choque frente al Atlético Osasuna que tendrá lugar el próximo domingo en un Nuevo José Zorrilla (18:30 horas) en el que se ultiman ya los detalles de su reforma.

En la primera jornada de entrenamientos de la semana Sergio González pudo contar ya a pleno rendimiento con los lesionados Sandro Ramírez, Rubén Alcaraz y Javi Moyano, que completaron con el resto de jugadores la sesión por lo que todo apunta a que estarán a disposición del entrenador para el choque frente a los de Jagoba Arrasate. Para entonces también deberían llegar los internacionales del equipo (Anuar, Pedro Porro, Andriy Lunin, El Hacen y Enes Ünal), que aún no han regresado de las concentraciones que sus respectivas selecciones han llevado a cabo durante este parón liguero. Por ello, para completar el grupo, el equipo técnico pucelano contó ayer con el portero del filial Gaizka Campos y con su compañero del Promesas Juan Antonio Segura, que actúa como mediocentro.

En la sesión, de aproximadamente hora y media, el protagonista fue el balón como es habitual, pero también la preparación física con tramos de carrera entre ejercicios que sirvieron para reactivar a los jugadores recién llegados del largo fin de semana.

También se ejercitó sobre el césped, aunque con un trabajo diferente al del resto de sus compañeros, el centrocampista Luismi Sánchez que ultima ya los plazos de la recuperación de su operación de tobillo y los problemas derivados de ellas que le han tenido apartado de la competición desde el pasado 5 de diciembre, cuando jugó los noventa minutos de la vuelta de los octavos de final de la Copa del Rey frente al Mallorca, como había hecho también en la ida de la eliminatoria. Según anunció hace diez días Sergio, el sevillano está prácticamente recuperado de sus dolencias y está muy cerca de volver a empezar a trabajar con el resto del equipo.

Por todo ello, el único ausente sobre el campo de hierba de los Anexos fue Stiven Plaza, lesionado en el aductor izquierdo desde el pasado día 30 de agosto. Como informaba entonces el parte médico del club, el ecuatoriano estaría de baja unas dos o tres semanas, por lo que se le espera próximamente en el trabajo diario de la plantilla.