Los trabajadores del transporte urbano de Palencia ponen fin a la huelga

Un autobús urbano en la Plaza de León./Antonio Quintero
Un autobús urbano en la Plaza de León. / Antonio Quintero

La plantilla acepta el preacuerdo alcanzado con la dirección de Palbús tras la oferta de reequilibrar el contrato hecha por el Ayuntamiento

JOSÉ MARÍA DÍAZPalencia

Sin los carteles de servicios mínimos, los autobuses del servicio de transporte urbano de la ciudad de Palencia han salido esta mañana de las cocheras ya con sus horarios y sus frecuencias habituales.

Los trabajadores han decidido poner fin a la huelga indefinida que mantenían desde el pasado 8 de mayo tras haberse alcanzado un preacuerdo con la dirección de la empresa, que supone retomar las negociaciones del convenio a partir del próximo mes de julio.

Este acercamiento se produce como consecuencia de la oferta de reequilibrio del contrato que ha planteado el Ayuntamiento de Palencia a la empresa Palbús destinada a paliar las continuas pérdidas que acumula desde que se hizo cargo de la concesión de este servicio público.

La empresa ha aceptado retomar la negociación del convenio colectivo, desde las bases del actual acuerdo laboral, sin exigir la aplicación del convenio sectorial que conlleva salarios mucho más bajos y una reducción muy importante de complementos y prestaciones sociales.

Los trabajadores exigían esa cláusula para suspender la huelga.

Palbús ha condicionado todos los acuerdos a que el Ayuntamiento se comprometa expresamente a redefinir la situación financiera de la empresa, mediante cambios en las amortizaciones, el modelo de adquisición de vehículos y las compensaciones por los cambios en las líneas.

 

Fotos

Vídeos