Vox reconoce que no quiere formar parte del gobierno municipal en Palencia para poder actuar de forma libre

Sonia Lalanda, concejala de Vox, jura su cargo el pasado sábado en el Ayuntamiento de Palencia. /Antonio Quintero
Sonia Lalanda, concejala de Vox, jura su cargo el pasado sábado en el Ayuntamiento de Palencia. / Antonio Quintero

La concejala y presidenta de la gestora, Sonia Lalanda, explica a los afiliados en una carta el proceso de las negociaciones

Aunque durante los últimos días se ha especulado sobre el objetivo de Vox de hacerse con una concejalía en Palencia a cambio de su voto en la investidura de Mario Simón, la propia presidenta de la gestora y concejala, Sonia Lalanda, ha negado abiertamente esta ambición en una carta que ha difundido entre todos los militantes del partido.

Lalanda explica que fruto de los acuerdos, Vox ha logrado formar parte de la Junta de Gobierno, que se incorpore todo su programa electoral y la dirección de la Agencia de Desarrollo Local a través de la presidencia de la Comisión de Desarrollo Económico. Sin embargo, también explica que «en Palencia no nos interesa entrar en el gobierno porque perderíamos el poder que nos da tener el concejal número 13, que concede la mayoría absoluta. Si entramos en el gobierno nos diluimos», recalca Lalanda.

La edil explica que se ha informado en todo momento del proceso de negociación y que apoyar la investidura ha tenido como objetivo evitar un gobierno de izquierdas. «De nada sirve darse el placer de vapulear al PP por cobarde y corrupto, si en nuestra ciudad estamos dando el Gobierno a la izquierda igual de corrupta y además dispuesta a vender la unidad nacional, las Instituciones y la concordia de todos los españoles por el poder», señala Sonia Lalanda quien insiste en que «con nuestro apoyo se harán políticas liberales y VOX tendrá un destacado protagonismo que nos permitirá mostrar nuestra diferencia en principios y valores con la que presentarnos a los electores dentro de cuatro años».