Piden tres años de cárcel para un preso de Dueñas que dejó inválido a otro de un puñetazo en la sien

Audiencia de Palencia. /Antonio Quintero
Audiencia de Palencia. / Antonio Quintero

La Fiscalía solicita también para el acusado una indemnización de 547.697 euros por las secuelas y el perjuicio moral a sus familiares

RICARDO S. RICOPalencia

La Audiencia Provincial de Palencia juzgará el próximo día 29 a un preso del centro penitenciario de La Moraleja (Dueñas), B. E. O., de origen extranjero, para quien el Ministerio Público pide una pena de tres años de prisión por un presunto delito doloso de lesiones en concurso ideal con otro de lesiones imprudentes con grave deformidad, después de que supuestamente propinara un fuerte puñetazo en la sien a otro interno del centro, J. F. L. L., que le causó una gran invalidez.

Los hechos se remontan a las 20:00 horas de 25 de mayo de 2011 cuando B. E. O., en el momento en que se procedía al cierre de la población reclusa en el módulo 3 del centro penitenciario, inició una discusión con F. J. L. L. en el transcurso de la cual, según el escrito de calificación del fiscal «con el ánimo de menoscabar su integridad física», el primero le propinó al segundo un fuerte puñetazo en la cara a consecuencia del cual cayó al suelo desplomado, perdiendo el conocimiento.

Como consecuencia de la agresión, F. J. L. L., de 47 años, sufrió lesiones consistentes en traumatismo craneoencefálico con hematoma intraparenquimotoso y hematoma epidural; hemorragia subdural y subaracnoidea; efecto de masa de dichas patologías sobre el hemisferio cerebral derecho, y durante su estancia hospitalaria presentó sepsis secundaria a neumonía e insuficiencia respiratoria graves.

«Las lesiones precisaron para su sanidad tratamiento quirúrgico con craneotomía parieto-temporal izquierda y evacuación hemática en lóbulo temporal; traqueotomía quirúrgica, sondajes, medicación sintómica y profiláctica múltiple y tratamiento neurorehabilitador», señala el fiscal en su escrito.

«Las secuelas permanentes le suponen una gran invalidez, precisando de la ayuda de terceras personas para cualquier actividad básica de la vida diaria, careciendo de capacidad para vestirse, asearse o afeitarse, precisando de pañales de incontinencia y ayuda para ponérselos y cambiarlos, y precisando para los desplazamientos permanentemente la ayuda de un andador, sufriendo continuas caídas en su ausencia, con imposibilidad de subir escaleras», recoge el escrito de acusación del Ministerio Público.

En cuanto a indemnizaciones, el fiscal solicita para el acusado una cantidad total de 547.697,7 euros por los días de curación, las secuelas, la adaptación de la vivienda en la que reside F. J. L. L. y el perjuicio moral a familiares, en este caso a la hermana de la víctima, derivado de los cuidados y la atención continuada.