Miriam Andrés acusa a PP y a C's de 'manosear' la voluntad de los palentinos

La candidata a la alcaldía de Palencia por el PSOE hace la valoración del pacto entre PP y Cs para la elección de Alcalde./ICAL
La candidata a la alcaldía de Palencia por el PSOE hace la valoración del pacto entre PP y Cs para la elección de Alcalde. / ICAL

La candidata socialista acusa a los dos partidos de elegir al alcalde desde Madrid «como se hacía en los tiempos del Palacio del Pardo»

EL NORTEPalencia

La candidata del PSOE a la Alcaldía de Palencia, Miriam Andrés, que encabeza la lista más votada con 11 concejales electos, ha acusado a PP y a Cs de «vender y manosear la voluntad de los palentinos», al elegir a su alcalde desde Madrid como se hacía en «los tiempos del Palacio del Pardo».

Acompañada por su grupo de concejales, Andrés ha ofrecido en la tarde de este jueves una rueda de prensa para valorar el preacuerdo entre el PP y Cidadanos, por el que Mario Simón se quedaría con la alcaldía del popular Alfonso Polanco, después de que el propio Simón le haya confirmado que va a asumir este reto.

«Me ha confirmado a través de un mensaje que asumía la responsabilidad de ser alcalde porque la encomienda venía desde muy arriba», ha asegurado Miriam Andrés, que ha calificado las negociaciones entre el PP y Cs como «un espectáculo bochornoso» que avergüenza a todos los palentinos.

Andrés ha afirmado que los intereses, las necesidades y los votos de los palentinos «han sido vendidos a intereses que nada tienen que ver con Palencia» y ha acusado a PP y Cs de «manosear la voluntad de los palentinos» porque sus líderes a nivel nacional y regional han decidido, desde Madrid, quién será el alcalde de Palencia.

Además ha señalado que Ciudadanos va a gobernar una ciudad que no le ha votado (ha conseguido 5.000 votos de 43.000) gracias a que se ha entregado Castilla y León al partido que lleva 32 años gobernando la Junta de Castilla y León y que perdió las elecciones autonómicas.

En este sentido ha cuestionado que Ciudadanos, con tres concejales de 25, se sienta legitimado para gobernar la ciudad y ha asegurado que pensarlo es «ser un ignorante o muy atrevido o las dos cosas».

Andrés considera que los palentinos no pueden confiar en que «el tándem Simón-Polanco»defienda los intereses de Palencia ante otras administraciones cuando «no han sido capaces de defender sus propias cabezas en un pacto hecho desde Madrid».

La socialista ha sido muy dura con Alfonso Polanco y con el PP de Palencia, que «han estado escondidos, tragando que sus concejales en Palencia queden a las ordenes del señor Rivera», y con Mario Simón al aceptar una alcaldía que hasta ayer por la noche rechazaba por sentido común.

Por eso, respaldada por todos los miembros de su lista, Andrés ha querido erigirse esta tarde en «altavoz de una ciudadanía que está indignada» y transmitir su voluntad de trabajar por Palencia pero sobre todo para «luchar contra el compadreo y el manoseo político que ensucia algo tan grande como la defensa y la gestión de lo publico».

A 48 horas del pleno de constitución del Ayuntamiento, ha apelado al sentido común y a la responsabilidad de todo los concejales electos asegurando que «la dignidad está por encima de todo y no hay disciplina de partido que soporte que te vendan sin que te enteres».

Por eso ha deseado que el sábado, cuando recojan su acta, todos los concejales piensen en la ciudad que quieren y si un gobierno liderado por un grupo político de tres ediles tiene la suficiente fuerza para luchar por los intereses de los palentinos.

Pero también ha dicho que no esperan de ningún integrante de la lista de Cs «la dignidad» que ha tenido otra integrante de Ciudadanos en Salamanca al renunciar a su acta.

Así, Miriam Andrés ha reconocido que «el ultimo cartucho» lo podría tener la concejal electa de Vox, Sonia Lalanda, que de abstenerse o votarse a si misma daría el gobierno a la lista más votada que es la del PSOE ya que no habría mayorías absolutas.

Al respecto ha afirmado que «salvando las diferencias ideológicas», Vox ha sido el único partido «consecuente» en estas negociaciones porque no se ha movido de su posición inicial. EFE