La lluvia da una tregua para que Ángel Stanich brille en el Palencia Sonora

Ángel Stanich, durante su actuacíón en el Palencia Sonora./Marta Moras
Ángel Stanich, durante su actuacíón en el Palencia Sonora. / Marta Moras

La segunda jornada del festival hace disfrutar al público en un día que arrancó en la Plaza de Pío XII con Siloé

Marco Alonso
MARCO ALONSOPalencia

Hay que tener muy mala suerte para organizar un festival de cuatro días en junio y que te llueva sin dejar algo de tregua. Tras los negros nubarrones del primer día, los más pesimistas pensaban que Murphy, el de las leyes, se había dejado barba, se había puesto una camisa de cuadros y se había sacado el abono del Palencia Sonora, pero solo se sacó la entrada del jueves. Por suerte, el peso de la Ley Murphy no cayó con toda su fuerza sobre los espectadores, que durante el segundo día del festival acabaron con tortícolis de mirar al cielo, pero pudieron olvidarse en algún momento del paraguas.

La jornada arrancó pronto. Algunos no se habían recuperado de la resaca del jueves cuando Siloé comenzó su actuación en la Plaza de Pío XII, pero Fito Robles y Xavi Road fueron capaces de hacer olvidar los excesos del jueves y se metieron al público en el bolsillo con una frase que tiene más de verdad que de exageración. «Este es uno de los mejores festivales de España y estamos muy contentos de estar aquí», sentenció Fito Robles para recibir un caluroso aplauso de las decenas de espectadores que desafiaron a los nubarrones para ver el concierto.

Tras la actuación de Siloé, se subieron al escenario Los Volcanes, que repasaron los temas con influencias del 'soul' y del 'funk' de su primer trabajo, 'Levántate', que hicieron las veces de prólogo para un día que prometía emociones más fuertes durante la tarde y la noche.

Las puertas del recinto del Parque del Sotillo se abrieron a las 19:45 horas y una horda de 'festivaleros' dispuestos a disfrutar se fue concentrando junto a los dos escenarios. El ganador del concurso 'Ampudia Apoya la Música', Papawanda, abrió los conciertos en una tarde en la que Perro y Nudozurdo fueron caldeando el ambiente para que Ángel Stanich comenzase su actuación a la hora bruja: en ese momento en el que el cansancio todavía no ha hecho mella y en el que aún se puede distinguir cuál es la buena, la luz que te guía o la que luz que te ciega. No obstante, Stanich no tenía claro por cuál decantarse y cogió el micrófono para cantar Mátame camión y hacerse esa pregunta tan extraña para alguien que ha estudiado Periodismo, esa que dice «¿qué dirá la prensa si no haces entrevistas?» y responder con un «qué digan lo quieran».

La prensa solo puede decir que es una pena que Stanich no haga entrevistas –este periódico la solicitó y obtuvo, como era de esperar, una negativa por respuesta–, y es que, a juzgar por las letras de sus canciones, el artista cántabro puede dar tanto juego en una entrevista como sobre un escenario, pero sus seguidores se tuvieron que conformar, una vez más, solo con escucharle cantar y con ver ese 'bohemian look' que le acompaña.

Tras Stanich, el turno fue para Brigitte Laverne, que allanó el camino para lo que estaba por llegar. La hora de cierre de este periódico llegó y La M.O.D.A. aún no había hecho acto de presencia. Los héroes del sábado tenían que comenzar su actuación cuando habían pasado los primeros 25 minutos del fin de semana y la página de papel estaba enviada ya a la imprenta. No obstante, tampoco hace falta usar demasiado la imaginación para pensar que el concierto de los burgaleses fue uno de los más aclamados por el público, que desde primera hora de la mañana se encontraba ansioso por ver a ese grupo que tiene «un deseo: poder volver locos a los cuerdos», y que es capaz de hacerlo con un sonido ecléctico que embelesa.

La jornada del viernes ya forma parte de la historia y el sábado será el turno para un día en el que la ciudad disfrutará del festival con el vermú solidario amenizado por The Grooves y Joe Crepúsculo, y en el que la noche será para Rufus T. Firefly, Xoel López y Dorian, entre otros. Murphy, el de las leyes, tampoco aparece en el cartel del sábado, y nadie le espera. A ver si en esta ocasión no compra la entrada de un día...

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos