Unas excavaciones sacan a la luz restos humanos en un patio de Palencia

Las excavaciones en Palencia. / Antonio Quintero

Las obras para construir un edificio de viviendas en la capital palentina han sacado a la luz restos de cadáveres cuya antigüedad y procedencia está sin determinar

EL NORTEPalencia

Las excavaciones que se están realizando en un patio interior para construir un edificio de viviendas en la capital palentina han sacado a la luz restos de cadáveres cuya antigüedad y procedencia están siendo analizados por varios arqueólogos.

Las obras se están llevando a cabo a la altura del número 4 de la calle Gil de Fuentes por parte de la empresa Vian Valdajos ya que la constructora 'Palencia Promueve' levantará un edificio de planta baja, más tres alturas y ático en esta céntrica calle de la capital palentina.

Una vez que han salido a la luz estos restos se han desplazado hasta el lugar expertos en la materia para determinar la antigüedad de los mismos, según informa Europa Press.

En la citada zona se exige que durante el derribo y la excavación de una obra haya un arqueólogo con el objetivo de controlar la excavación e inventariar lo que se va encontrando, según fuentes recogidas por Europa Press señalan que en.

Una vez se haya recopilado todo el material, se entregará a la Junta de Castilla y León, que tiene la potestad en patrimonio, y desde la Institución Regional se encargan de valorar la importancia de los hallazgos.

Se trata de un procedimiento «normal» en el casco histórico donde suelen encontrarse numerosos restos cuando se llevan a cabo obras. En estos casos, las obras se ven retrasadas, lo que impide seguir excavando al ritmo habitual.

Las excavaciones en Palencia.
Las excavaciones en Palencia. / Antonio Quintero

Tumbas en Los Tres Pasos

Hace algo más de tres meses se encontraron también unas tumbas romanas en la zona de Los Tres Pasos de la capital palentina y el procedimiento fue similar, a pesar de encontrarse fuera del centro de la ciudad, ya que, en ese caso, pertenecían a un lugar en el que podrían aparecer restos por ubicarse antiguamente allí el cementerio.

Tras realizarse el inventariado y el informe arqueológico, los hallazgos se remitieron a la Comisión de Patrimonio de la Junta, que tras constatar que los restos respondían a tumbas tardorromanas, fueron trasladados al Museo de Palencia.